Irán, listo para conversaciones nucleares

Justyna Pawlak
Reuters/Rebelión
31/10/10


Irán está preparado para discutir su programa nuclear con las seis potencias mundiales a partir del 10 de noviembre, dijo el viernes la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, en las que serían las primeras conversaciones desde fines del 2009.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Ashton dijo que había recibido una carta del jefe negociador nuclear iraní, Saeed Jalili, en la cual aceptó reunirse "en un lugar y una fecha convenientes para ambas partes" después del 10 de noviembre.

Previamente este mes, la funcionaria invitó a Jalil a mantener tres días de diálogo en Viena entre el 15 y el 17 de noviembre. "El doctor Jalili (...) está dispuesto a empezar las discusiones después del 10 de noviembre y quiere consensuar el lugar y la fecha. Creo que es un paso significativo", dijo a periodistas en una cumbre de la UE.

En Teherán, el canal Press TV confirmó la carta y se refirió a las condiciones previamente planteadas como un "esclarecimiento del ambiguo programa nuclear de Israel". Se cree que Israel es el único país con un arsenal nuclear en Oriente Medio.

Un diplomático de la UE dijo que la reunión con Irán ahora podría realizarse en Ginebra en vez de en Viena y que el objetivo era mantener conversaciones con "todo sobre la mesa", incluyendo una amplia discusión sobre las actividades nucleares de la república islámica.

"Vemos todo esto como una señal muy positiva, hay una fuerte sensación de optimismo", señaló el diplomático.

Desde que las seis potencias negociadoras -Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, China y Alemania- se sentaron por última vez con Irán, Washington, Naciones Unidas y la UE le impusieron nuevas sanciones para forzarlo a regresar a las conversaciones. Irán ha minimizado los efectos de las medidas.

Occidente cree que el programa de energía nuclear de Irán está diseñado para desarrollar armas atómicas. Irán, un importante productor de petróleo, dice que es un programa civil cuya intención es generar electricidad.

Las seis potencias mundiales quieren que Irán limite el enriquecimiento de uranio, un proceso que puede tener tanto usos civiles como militares. Irán ha rechazado esta demanda y no ha dado señales de dar marcha atrás en la disputa, que lleva ocho años y tiene el potencial de desatar una carrera armamentista regional y, por ende, un conflicto en Oriente Medio.



Nota edición: reporte adicional de Luke Baker en Bruselas y Fredrik Dahl en Viena; editado en castellano por Gabriela Donoso.