El efecto boomerang del Holocausto

Gilad Atzmon
Gilad.co.uk / SOTT
Traducción al español por el Averiguador
13/04/10

Photobucket
© Latuff


En caso de que no lo supiera, en Inglaterra el Holocausto es parte del plan de estudios nacional. Gracias a la ‘Fundación Educativa del Holocausto’ a nuestros hijos se les garantiza aprender sobre lo malvados que fueron los Nazis. Probablemente esto sea mucho más fácil en lugar de que nuestros niños reconozcan las formas en las que el vergonzoso legado del Imperio Británico reverbera a través de casi todo el desastroso conflicto moderno en este planeta. Es mucho más fácil que nuestros hijos aprendan sobre Anne Frank que absorber el hecho de que Inglaterra es directamente responsable del robo de Palestina y del sufrimiento de los palestinos. Aprender sobre Auschwitz es también mucho más fácil que aceptar la devastadora realidad de las últimas guerras ilegales de Inglaterra en Irak y Afganistán, un crimen colosal que hasta el momento se ha cobrado 1.5 millones de vidas. Gracias a la Fundación Educativa del Holocausto podemos barrer la historia debajo de la alfombra y dejar a un lado nuestros actuales crímenes. Aprender sobre los malvados Nazis es mucho más fácil para nuestros niños que aprender sobre la complicidad de Inglaterra en el holocausto. Supongo que el endurecimiento de las leyes de inmigración británicas para detener el escape de judíos de Inglaterra en 1930, no es un capítulo demasiado importante en los textos escolares de nuestros hijos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


La Fundación Educativa del Holocausto fue creada en 1988 según su sitio Web oficial. “Nuestro objetivo es educar a los jóvenes de cualquier clase acerca del Holocausto y las importantes lecciones a ser aprendidas en la actualidad”.

Excelente, pensé dentro de mí. Mi hijo de 9 años me dijo que un maestro de la Shoá visitó recientemente su colegio para hablar sobre el holocausto. Mi hijo levantó la mano y preguntó si podía aplicarse alguna lección del holocausto al sufrimiento palestino. “No estamos aquí para hablar de política”, respondió el entrenado y ‘confiado’ maestro del Holocausto. Para mi hijo el mensaje fue claro: El sufrimiento del pueblo judío es universal, el sufrimiento de otras personas es ‘político’.

“La Fundación”, dice el sitio Web, “trabaja en colegios, universidades y en la comunidad para generar conciencia y entendimiento sobre el Holocausto, proveyendo capacitación a los profesores, un programa de alcance para escuelas, técnicas y material de enseñanza. Uno de nuestros primeros logros fue asegurar que el Holocausto formara parte del plan de estudios nacional de Historia”.

Este es ciertamente un gran logro, estoy completamente de acuerdo. También sé que durante la próxima operación asesina de Israel en Gaza, Líbano o Irán, nuestros hijos verán la TV e incluso echarán un breve vistazo a los papeles. Lo entenderán todo, no son tan estúpidos como la Fundación ‘Educativa’ cree. Comprenderán que el Estado Judío es actualmente el mayor estado terrorista, que es una democracia genocida y es, no solo un peligro para la paz mundial, sino también un peligro para nuestra noción de humanismo.

La reacción al genocidio de la IDF en Gaza en el 2009 fue abrumadora. Maduró hacia un claro aumento de la antipatía contra Israel y los lobbies judíos en todo el mundo. Haaretz informó ayer de un aumento record (100%) de incidentes antisemitas en el mundo. Interesantemente, el mayor aumento se observó en Inglaterra. También me enteré por amigos y padres que me rodean que en los colegios de Londres la palabra ‘judío’ es un término ofensivo. Describe un comportamiento inmoral y abusivo. Aparentemente, los esfuerzos de la Fundación Educativa tuvieron un efecto boomerang. Enseñar a nuestros hijos sobre el sufrimiento judío los hizo universalmente y éticamente atentos.

“Nosotros continuamos jugando un rol preponderante en el entrenamiento de profesores para enseñar el Holocausto de la mejor manera”, según el sitio de la fundación, y yo me pregunto, ¿cuál es la mejor manera de enseñar el holocausto? ¿Cómo puede la fundación asegurarse de que los jóvenes no lleguen a la inevitable conclusión? ¿Cómo puedes enseñar a los estudiantes sobre los indescriptibles horrores, y aún así evitar llegar al vital entendimiento de que Israel es en realidad el mayor estado racista y expansionista especializado en tácticas genocidas? La respuesta es simple. No puedes. Imponer el holocausto a nuestros hijos fallará. De producir algo, eso conducirá a un mayor enfoque en los crímenes israelíes cometidos en nombre del pueblo judío. Si la enseñanza sobre el Holocausto es tan exitosa como dice la Fundación, necesariamente conducirá a nuestros hijos a comprender que matar en nombre del sufrimiento de los judíos es un completo desastre ético.

Me gustaría dejarlos con la última iniciativa de la Fundación: recientemente se anunció la entrega de un nuevo premio para honrar a los “ciudadanos británicos que ayudaron y rescataron a judíos y a otros grupos perseguidos en el holocausto”.

© Gilad Atzmon
Yo soy el indicado, seguro que todos pueden verlo. Denme el premio.

Soy un ciudadano británico. También escribo sobre Israel, Sionismo e identidad judía utilizando el lenguaje más crítico. Expongo los crímenes cometidos por el estado judío en nombre del pueblo judío. Expongo a los autores de la propaganda israelí de nuestro gobierno y de la prensa. Si los judíos me escuchan podrán tener la oportunidad de salvarse a tiempo de un completo desastre, que están produciendo colectivamente sobre ellos mismos. También salvo a mis conciudadanos británicos. Si me escuchan podrían desmantelar la Fundación Educacional del Holocausto y enviar a sus hijos a Gaza o a la Unión del Oeste en vez de Auschwitz. Semejante acto ayudaría a enseñar a nuestros hijos el verdadero significado de la responsabilidad histórica (en el contexto de la declaración de Balfour). Y también intento salvar otro grupo perseguido, llámese palestinos, reconociendo los crímenes cometidos contra ellos en nombre del holocausto.

Siendo un perfecto candidato para el ‘Premio Holocausto’, ya estoy animado por la visión de mi esfuerzo que tiene la Fundación Educativa.

“La Fundación Educativa del Holocausto cree que tales individuos (como yo) representan lo mejor de Inglaterra – y merecen reconocimiento formal, no solo por reconocer sus conductas sino por servir como ejemplo a futuras generaciones sobre la importancia de hacer frente al racismo, la discriminación y otras formas de injusticia”.

Siempre sentí que debían apreciar mis esfuerzos después de todo.