Netanyahu prohíbe las ceremonias de la Autoridad Palestina en Jerusalén

TeleSUR / Aporrea.org
02/11/10

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró en la noche del pasado lunes que impedirá a los representantes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) organizar ceremonias en Jerusalén Este, según un comunicado hecho público por su oficina.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


El primer ministro palestino, Salam Fayyad tenía planeado hacer acto de presencia en la inauguración de dos escuelas del sector oriental de Jerusalén, en en el barrio árabe de Dahyat al-Salamm, con lo cual pretendía iniciar un conjunto de obras patrocinadas por el Gobierno de la ANP, entre ellas la renovación de 15 escuelas en la zona.

Sin embargo, la Policía israelí arribó al sitio con una orden del ministro del Interior , la cual expresó que cualquier actividad organizada por la ANP está prohibida en esa zona de la ciudad que fue conquistada y anexionada por Israel durante la guerra árabe-israelí de 1967.

En la orden restrictiva, el ministro del interior de Israel, Yisrael Beiteinu, se justifica la decisión con el argumento de actuar según los poderes investidos a su cargo, "en función de prevenir cualquier evento que interrumpa el orden en Jerusalén o en cualquier lugar de Israel".

Según un testigo palestino, la policía amenazó al dueño del salón donde se realizaría el evento en Dahyat al-Salam, al advertirle que cualquier intento de desestimar la orden del ministerio de Interior sería sancionado con una multa de clausura por un año.

Aunque ambas escuelas están ubicadas al norte del muro de la Rivera Occidental, en el lado palestino, aún así son consideradas parte de la municipalidad de Jerusalén que Israel mantiene bajo su dominio bajo la figura de territorio ocupado.

La ANP también lleva a cabo la renovación del las carreteras del Este de Jerusalén , luego de que los residentes clamaran repetidamente la reparación de las vías sin obtener respuesta de las autoridades israelíes.

En respuesta a la advertencia israelí, la organización no gubernamental pro palestina Ir Amim dijo que "la ANP no hubiese intervenido en la renovación de escuelas y caminos si no fuese por la negligencia de los autoridades del Estado de Israel" .

Además, Ir Amim enfatizó en un comunicado que "es deplorable que el Gobierno israelí insista en continuar con su actitud hostil hacia la ANP, incluso al precio de hundir a Jerusalén Este en la pobreza y la negligencia".

De acuerdo con el diario israelí Haaretz, la prohibición de la inauguración de las escuelas se deriva de una petición que realizó el jefe del derechista Foro para la Patria de Israel, Noci Eyal, quien se alegró de "haber sido escuchado" por el primer ministro Benjamin Netanyahu, a la vez que incitó al gobierno israelí a impedir la "violación" de su soberanía y a observar cuidadosamente cualquier otro paso "ilegal" de la ANP.

Jerusalén , ocupada e indivisible

Netanyahu conduce un gobierno conservador de tendencia derechista, que desafía frontalmente a gran parte de la comunidad internacional, que desea la instauración de dos Estados, uno palestino y otro israelí, con Jerusalén como capital compartida, la cual Israel considera, junto a la Ciudad Santa, como su "capital indivisible y eterna".

Desde octubre de 2010, el gobierno israelí ha dado marcha a la construcción de más de mil 600 viviendas en los territorios del este de Jerusalén , territorio ilegalmente arrebatado por la fuerza a Palestina desde la guerra de 1967.

La anexión de Jerusalén Este no ha sido reconocida nunca por la comunidad internacional.

Estas acciones han provocando la indignación del pueblo palestino, que acusa al Gobierno de Tel Aviv de "liquidar toda posibilidad de reiniciar las negociaciones" de paz en la región, que han quedado congeladas desde la última reunión de las partes, realizada en Washington el 2 de septiembre pasado.

El último punto álgido en esta escalada está en pleno desarrollo, luego de que se filtrara el pasado lunes una presunta negociación, según la cual, Estados Unidos habría propuesto a Israel que, tras la firma de un acuerdo de paz con Palestina, "alquile" el Valle del Jordán, en los territorios ocupados, para poder conservar así el control sobre ese espacio geográfico.