Fundador de WikiLeaks revelará nuevos documentos secretos de otros países sobre la guerra de Irak y Afganistán

TeleSUR
04/11/10

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, anunció este jueves que próximamente su organización revelerá nuevos documentos secretos que no sólo seguirán relacionando a Estados Unidos (EE.UU.) con los crímenes de lesa humanidad en Irak y Afganistán, sino que incluirán también a otros países envueltos en estos hechos que acabaron con la vida de más de 100 mil personas.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

"Seguiremos publicando el resto del año (2010) miles de documentos relacionados con muchos países, incluido Estados Unidos", afirmó Assange.

Comentó durante una conferencia en Ginebra (suroeste) Suiza, que desde abril pasado "sólo hemos publicado documentos relacionados con Estados Unidos, sobre la guerra de Irak y Afganistán, eso se debe a que vamos publicando por orden de importancia porque tenemos recursos limitados".

Assange denunció la negativa que mantiene EE.UU. de investigar los casos de torturas y abusos cometidos por sus fuerzas militares contra Irak y Afganistán, que ha sido revelados por la web.

"Estados Unidos no ha abierto ni una sola investigación sobre los casos denunciados, a diferencia de otros países, como el Reino Unido y Dinamarca, que han anunciado investigaciones" de algunos casos que les afectan, dijo.

Agregó que "si Estados Unidos quiere ser visto como un país creíble y respetuoso de las leyes y de los derechos humanos debe investigar las posibles violaciones".

El fundador de WikiLeaks denunció que en los últimos meses ha recibido amenazas y ataques contra su organización, por lo que permanentemente está acompañado de dos guardaespaldas.

"Washington lleva a cabo una investigación agresiva de nuestra organización, con amenazas públicas y la petición, que no hemos aceptado, de que destruyamos todos los documentos que tenemos", dijo.

Julian Assange se encuentra actualmente en Ginebra para hablar sobre los abusos cometidos en Irak por fuerzas estadounidenses. Este viernes, Estados Unidos será sometido en la Organización de Naciones Unidas al Examen Periódico Universal de Derechos Humanos.

En abril pasado, WikiLeaks reveló 90 mil documentos secretos sobre la actuación de EE.UU. en la guerra de Afganistán, y el pasado mes de octubre otros 400 mil sobre la guerra de Irak, en los que se denuncia la muerte de más de 100 mil iraquíes desde 2003.

Los documentos revelados incluyen atentados suicidas, torturas y enfrentamientos que demuestran abuso de poder por parte de los grupos armados. Éstos pueden ser consultados en la web de la organización en la dirección http://warlogs.wikileaks.org/.

El Ejército de Estados Unidos durante la invasión en Irak mató a centenares de civiles y ocultó la tortura que fuerzas locales ejecutaron contra prisioneros de guerra, de acuerdo con documentos militares que fueron publicados por el portal WikiLeaks en octubre pasado y que fueron adelantados por la cadena árabe Al Jazeera.

Irak fue invadido en el año 2003 por tropas estadounidenses y británicas, junto con la colaboración de países como Australia, España, Dinamarca, Polonia, entre otras.

El conflicto en el país asiático se originó cuando el Gobierno de George W. Bush, mediante la "Operación Libertad Iraquí" y bajo la excusa de presencia de armas de destrucción masiva, buscaba el derrocamiento del gobierno del Partido Baaz y la muerte del ex presidente iraquí Saddam Hussein.

Esta invasión generó una crisis humanitaria con abusos de derechos humanos, víctimas civiles y refugiados, la destrucción de valiosos tesoros arqueológicos, un incremento de la insurgencia y estallido de la guerra civil, como también daños a la infraestructura y privatización de los servicios básicos, pero nunca se descubrieron las armas de destrucción masiva.

Tanto en la Guerra de Irak como en la de Afganistán, el Gobierno de Estados Unidos ha gastado alrededor de 600 mil millones de dólares, así como en la seguridad de las 700 bases militares que posee en 130 países del mundo.

Irak ha sufrido recientemente un repunte de la violencia que coincide con los preparativos del Ejército de Estados Unidos de presuntamente reducir su número de soldados de 140 mil a 50 mil.

Obama, premio nobel de la Paz, promulgó en julio pasado una ley que permitirá el suministro de 33 mil 500 millones de dólares a los 30 mil soldados adicionales que envió a Afganistán, quienes se sumaron a las fuerzas estadounidenses que mantienen ocupada a esa nación asiática desde 2001.