"La policía de Siguatepeque asesinó a mi hermano y el juez sólo dictó medidas sustitutivas para los imputados"

Mario Casasús
Rebelión / Defensores en Línea
12/09/10

Honduras: entrevista a Javier Canales, hermano del asesinado Mario Orlando Sequeira Canales

En entrevista con Defensoresenlínea.com Francisco Javier Canales (1965) denuncia el asesinato de su hermano Mario Orlando Sequeira Canales (1971) a manos de la policía preventiva de Siguatepeque bajo las órdenes de Názir López, las pruebas son contundentes y a pesar del expediente, el juez Leoncio Díaz no quiso dictarles "auto de formal prisión", sino darles "medidas sustitutivas" a los imputados. El 13 de septiembre iniciará la audiencia para revertir la decisión del juez y se pedirá que los policías escuchen el juicio con Prisión preventiva, de lo contrario continuará amedrentando a los testigos y familiares; el caso ha tomado relevancia internacional porque la víctima es residente legal en Norteamérica y la viuda es ciudadana con pasaporte de Estados Unidos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

MC.- ¿En qué año se fue a vivir su hermano –Mario Orlando Canales- a Estados Unidos?

JC.- Desde hace 14 años mi hermano vivía en Denver y tenía 11 años de estar casado con Adriana Abarca.

MC.- ¿Cuál era el estatus migratorio de Mario y Adriana en Estados Unidos?

JC.- Adriana es ciudadana americana por nacimiento –de madre irlandesa y padre mexicano-, Mario Orlando era residente legal en Norteamérica.

MC.- ¿Cuántas veces había viajado su hermano de Estados Unidos a Honduras?

JC.- Había venido dos veces, esta vez era la tercera, llegó el 28 de mayo y lo asesinaron el 2 de junio del presente año.

MC.- ¿Por qué su hermano decidió alojarse en un hotel y no en casa de su mamá?

JC.- Por la cuestión de que también yo había venido de los Estados Unidos y había muchas visitas en casa de nuestra mamá, toda la familia, entre los sobrinos y nietos, veríamos el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 todos en casa de mamá, por eso no había cupo en la casa y para no dormir en el suelo, mi hermano Mario Orlando decidió irse al hotel.

MC.- ¿Qué distancia existe entre el hotel y la casa de su mamá?

JC.- Está a cinco cuadras de la casa.

MC.- ¿Cuándo secuestraron a su hermano del hotel?

JC.- El 2 de junio, mi hermano comenzó a beber temprano y entre las 10pm y 10:30pm hizo un poco de escándalo, decía cosas en inglés, tocaba las puertas de otros huéspedes, y el responsable del hotel llamó a la policía, dicen los empleados del hotel que la policía -al mando de Názir López- agarraron y golpearon a mi hermano, cuando lo tenían esposado le pegaron en la cara, el empleado del hotel les dijo que dejaran de golpear a mi hermano.

MC.- ¿Llevaron a su hermano a la comisaría de la policía de Siguatepeque?

JC.- Mi hermano Pablo -que es el menor- quedó de pasar al hotel para que le prestara dinero Mario Orlando, cuando fue por la plata vio que la policía subía a la patrulla a Mario Orlando, se fue directo a casa de nuestra mamá por dinero para pagar la multa, mientras llevaban a mi hermano a la Estación de policía y Pablo vio a Mario la altura del parque, mi mamá dijo: “como es cuestión de bolos (borrachos) mañana lo van a soltar, llévale una cobija”. Al llegar mi hermano Pablo a la Estación de policía, lo interceptó un uniformado y no le permitió que le dejara la cobija. Pablo escuchó que Mario estaba gritando desde su celda, pero el parte de la policía nunca dice que mi hermano Mario estuvo preso.

MC.- ¿Cuál fue la “versión oficial” sobre el arresto de su hermano por parte de la policía?

JC.- Hay 3 versiones oficiales, la primera dice que mi hermano saltó de la patrulla y que se tiró de un puente; la segunda versión oficial es que se dio a la fuga; el tercer informe de la policía dice que un vago fue encontrado dentro de la Clínica Munguía y que ahí murió.

MC.- ¿Qué indica el reporte de la necropsia?

JC.- Muerte por asfixia, homicidio.

MC.- ¿Cuánto tiempo tardaron en entregarle el cadáver para su sepultura?

JC.- La policía mandó a mi mamá a la oficina del fiscal y cuando ella llegó le dijeron que encontraron muerto a mi hermano y que pasara a la morgue a retirar el cadáver; nos entregaron el cuerpo a las 5pm del otro día.

MC.- ¿En qué momento deciden acercarse a COFADEH para recibir asesoría jurídica?

JC.- Hasta que estábamos velando a Mario Orlando, no hallábamos qué hacer, no habíamos tomado fotografías de los golpes que recibió por parte de la policía, estábamos atados de manos, impotentes. Unos jóvenes llegaron al velorio y nos preguntaron qué había pasado, les contamos que la policía había asesinado a Mario Orlando, ellos miraron que tenía múltiples golpes en el rostro, un pie fracturado y notaron que la garganta se la habían quebrado; esos jóvenes nos aconsejaron tomar video y fotografías del cadáver de mi hermano. Al siguiente día que lo enterramos fui a casa de los jóvenes por los videos y fotografías, y hablamos con un señor de Siguatepeque, él me dijo que podía contactar al COFADEH, pero que tenía que ser valiente porque la policía está implicada en el asesinato.

MC.- ¿Qué investigaciones y dictámenes emitió el juez Leoncio Díaz en el caso del asesinato de su hermano?

JC.- No estuve en la Audiencia de declaración de imputados (17-08-2010), lo que me reportó la abogada de COFADEH es que ella esperaba que le dieran a los policías acusados “Auto de Formal Prisión Preventiva”, porque todas las pruebas son contundentes en contra de los policías, hay muchos testigos que señalan al jefe Názir López como autor de las órdenes de golpear a mi hermano, pero el juez Leoncio Díaz no quiso dictar Auto de Formal Prisión. Esperamos que en la Audiencia inicial –programada para el 13 de septiembre- se haga justicia y revierta la decisión del juez, que fue: “Medidas sustitutivas”, ni siquiera dictó “prisión preventiva”, lo que significa que todos los policías implicados serán oídos en libertad durante el juicio.

MC.- Su hermano no era ciudadano norteamericano por nacimiento, pero su cuñada sí, ¿cuál ha sido la postura de la sección diplomática de Estados Unidos acreditada en Honduras?

JC.- Me han ayudado, funcionarios de la Embajada de EE.UU. han iniciado varias gestiones, se han movilizado porque la esposa de mi hermano les pidió ayuda.

MC.- ¿La viuda –Adriana Abarca- ha viajado a Tegucigalpa?

JC.- Ella no ha viajado a Honduras, yo soy el que se moviliza entre Siguatepeque y Tegucigalpa, Adriana como es una persona ocupada no ha venido todavía.

MC.- ¿Usted ha sido objeto de amenazas y vigilancia por parte de la policía?

JC.- Antes de la audiencia de presentación de imputados puse de conocimiento del COFADEH que la policía vigilaba mi casa, incluso autos sin chapa (placa de identificación) de 5pm hasta que oscurecía, la patrulla 3-11 de la Policía Preventiva de Siguatepeque pasaba cuatro veces al día frente a mi casa. Por estos días ha llegado al barrio un grupo de jóvenes que fuman mariguana y los han escuchado que dicen: “¿quién es el policía aquí?, porque yo no voy a fumar mientras esté un policía entre nosotros”.

MC.- ¿La policía acosa a los testigos del hotel y a los reos que compartieron celda con su hermano?

JC.- A los 4 presos que vieron a mi hermano en la cárcel de Comayagua les ofrecieron 80,000 lempiras para que no testificaran en contra de los policías, decían los 2 agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) “no hablen, al final el muerto no es pariente de ustedes y así nos ayudan; en cambio si van a testificar, nosotros los vamos a encontrar y llevar a otro lado” y el mismísimo jefe Názir López habló con los 4 presos, les dijo: “háganme la balona, ayúdenme y no declaren”, pero ellos le respondieron que no.

MC.- ¿Ha iniciado alguna gestión ante la Embajada de EE.UU. para que estén informados del riesgo en que viven los testigos claves?

JC.- Puse en conocimiento a la abogada del COFADEH de las amenazas que reciben los 4 presos de Comayagua, pero ante la Embajada de Estados Unidos no hemos iniciado ninguna gestión para preservar la vida de los presos, creo que sería importante informar al Embajador Hugo Llorens y su equipo. Sobre el caso de los empleados del hotel, a ellos fueron a presionarlos, en el sentido de que no fueran a testificar, los pusieron bien nerviosos.

MC.- ¿Qué pasó con las pertenencias de su hermano?, ¿se quedaron en resguardo del hotel?, ¿las conserva su mamá?

JC.- Tenía 4 maletas, una computadora laptop, un I-pod y todo se desapareció el día que se llevaron arrestado a Mario Orlando, la policía lo llevó a la Clínica Munguía y la doctora salió a tomarle los signos vitales, en ese lapso -entre las 10:30pm y la 1am- los policías entraron a la habitación de mi hermano y se robaron todo: la mejor ropa, la computadora, las 4 maletas, no hemos recuperado nada.

MC.- ¿Había quejas en el hotel sobre el comportamiento de su hermano?

JC.- Ninguna, mi hermano había venido 3 veces a Honduras durante 14 años y siempre se alojaba en el mismo hotel.

MC.- Finalmente, ¿cómo recuerda a su hermano Mario Orlando?

JC.- Mario Orlando era un tipo buena onda, caritativo, trabajador, ayudaba a las personas pobres, muchas personas en Siguatepeque le puede comprobar lo que digo. Era muy católico, dicen los testigos que Mario Orlando mientras era golpeado por la policía rezaba en voz alta: “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”.