Israel cree improbable congelamiento de judaización en Cisjordania

Aporrea/Prensa Latina
12/09/10

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró hoy improbable continuar la moratoria de las construcciones en los asentamientos judíos de Cisjordania, desestimando un importante reclamo palestino dos días antes de retomar el diálogo directo.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...
Al hablar en la reunión semanal de su gabinete, Netanyahu no dio señales de revertir la postura israelí respecto a las viviendas que se erigen para colonos judíos en los territorios ocupados de la Ribera Occidental y Jerusalén Este.

El jefe de Gobierno israelí dejó entrever la posibilidad de que las construcciones se reanuden después del 30 de septiembre, aunque el plazo fijado hace 10 meses expira el día 26.

"No sé si habrá un congelamiento global, pero tampoco sé si es necesario construir todas las 20 mil casas que se tienen previsto. En cualquier caso, entre cero y uno hay muchas posibilidades", comentó el también líder del derechista partido Likud.

Sin embargo, sugirió que pudiera concretarse un compromiso que implique reiniciar las labores constructivas a un ritmo más lento, lo que -en su opinión- podría aplacar la indignación casi segura de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Netanyahu y el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, tuvieron el 2 de septiembre en Washington el primer encuentro cara a cara en 20 meses para retomar el diálogo directo promovido por Estados Unidos.

Ambos estadistas tienen previsto sostener una segunda ronda de negociaciones el próximo martes 14 en el balneario egipcio de Sharm El-Sheikh, en el Mar Rojo, con la presencia del presidente Hosni Mubarak y de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

La reunión también contará con la presencia del enviado especial del presidente Barack Obama para Medio Oriente, George Mitchell, quien en declaraciones previas admitió que la persistente política de Tel Aviv podría paralizar el nuevo proceso de pláticas.

Israel decidió en noviembre de 2009 suspender durante 10 meses las construcciones en Cisjordania, excluyendo Jerusalén Este, pero Abbas exige reiteradamente que haya una ampliación de esa moratoria o una cancelación como condición para mantenerse en la mesa de diálogo.

Sin embargo, las tratativas que deben durar un año también peligran debido a disputas sobre calendarios y plazos, así como a la falta de consenso entre las partes sobre el orden de los temas a tratar, pues Israel presiona para un enfoque inicial en temas de seguridad.

Los israelíes también prefieren priorizar el fin formal de décadas de conflicto mediante el reconocimiento mutuo, pero el liderazgo palestino reclama abrir las discusiones a partir los refugiados, las fronteras y el estatus de la ciudad santa de Jerusalén.

A su vez, los palestinos reclaman la parte Este de Jerusalén como capital de su futuro Estado y rechazan aceptar la pretensión de Israel de ser reconocido como Estado judío, pues ello anularía la identidad de los árabes-israelíes y las esperanzas de retorno de los refugiados.

Netanyahu subrayó hoy que el reconocimiento del Estado judío era "fundamental" para la paz en Medio Oriente. "Esta es la base para la paz", recalcó.