La pasmosa declaración del ex dictador argentino Jorge Videla: Fuimos crueles, nadie lo dude, pero no sádicos

Aporrea/La Jornada
18/09/10

El dictador argentino Jorge Rafael Videla justificó hoy los crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante el último régimen militar (1976-1983) y reconoció que hubo crueldad, pero negó sadismo.
...Siga leyendo, haciendo click en el título...
“Fuimos crueles, nadie lo dude, lo hicimos en el marco de crueldad que impone toda guerra con su propia naturaleza, pero no fuimos sádicos ni integramos una asociación ilícita”, dijo el represor en el tribunal que lo juzga en Córdoba, a 700 kilómetros de Buenos Aires.
Al justificar el golpe militar, explicó que “salvamos” a la Patria “como creímos que debíamos hacerlo. ¿Hubo otros medios? No los tuvimos ni creímos que con otros medios fuéramos capaces de hacer lo que hicimos”.
Aseguró que los militares actuaron como héroes, con la premisa de que “seremos los verdugos para que sean ustedes los hombres libres”.
También defendió el papel del Ejército y dijo que Fuerzas Armadas sólo hay una sola “con sus virtudes y defectos, pero siempre al servicio de la Nación como institución fundamental de la República”.
Consideró que “es a ese Ejército al que represento, y quiero desagraviarlo y denunciar la campaña sistemática de desprestigio que hay en su contra para subvertir la Nación”.
Al desconocer la facultad del Tribunal para juzgarlo, Videla advirtió que el proceso en su contra está plagado de testimonios “teatralizados”.
Los testigos, dijo, “se presentan como víctima, cuando el único denominador que los une es haber pertenecido al terrorismo en distintos grados de participación".
El represor encabezó en 1976 el golpe de Estado que marcó el inicio de la dictadura militar más sangrienta sufrida por los argentinos, ya que durante siete años primaron las torturas, secuestros, despojos y asesinatos de los presos políticos.
En 1986, Videla y el resto de los miembros de las Juntas Militares que gobernaron entre 1976 y 1983 fueron condenados a cadena perpetua en unos históricos juicios promovidos por fallecido ex presidente Raúl Alfonsín.
Sin embargo, tres años más tarde, Menem los indultó apenas comenzó su gobierno y Videla se fue a su casa, donde después quedó en prisión domiciliaria acusado del robo de bebés nacidos en cautiverio, único de los delitos que no se había juzgado en 1986.
Las organizaciones de derechos humanos lograron que en 2005 se reanudaran los juicios a los crímenes cometidos, gracias a lo cual en octubre del año pasado Videla perdió el privilegio de la prisión domiciliaria y desde entonces está en una cárcel común.