Sarkozy reafirmó que seguirá con las deportaciones

Página 12
16/09/10

El presidente francés aseguró que la comparación que realizó la comisaria europea de Justicia Viviane Reding entre la expulsión de los gitanos de su territorio y las deportaciones de los nazis lo "conmocionó" pero ratificó que seguirá desmantelando "todos los campamentos ilegales" independientemente de quién los ocupe.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Hoy el Consejo de Europa propuso una reunión de alto nivel de sus 47 Estados miembros para discutir la política migratoria de Francia y lanzar un proceso destinado a mejorar la integración socioeconómica de los gitanos.

Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, mantuvieron un "duro enfrentamiento" durante la cumbre de la Unión Europea en Bruselas al discutir sobre las repatriaciones de gitanos llevadas adelante por París. El primer ministro búlgaro, Boris Borisov, confirmó los reportes previos de diplomáticos que participaron en la reunión y aseguró que "hubo duros enfrentamientos entre varios líderes políticos".

"Hubo una discusión, por no decir un escándalo entre el presidente de la Comisión Europea y el presidente francés", añadió citado por la agencia de noticias búlgara BTA. También el primer ministro británico, David Cameron, se refirió a un "animado debate", lo que en términos diplomáticos se entiende como una seria pelea.

La Comisión Europea, que vela por el respeto de los tratados europeos, sospecha que París no acata la legislación europea sobre la libertad de circulación de los ciudadanos europeos y amenaza a Francia con acciones ante la justicia europea.

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjoen Jagland, anuncio esta mañana en Estrasburgo que buscará convocar a los estados miembro para tratar el tema.

"Es una iniciativa para ayudar a superar los problemas inmediatos y de largo plazo referidos a los derechos y obligaciones de las comunidades gitanas en toda Europa", indicó un comunicado. El objetivo de dicho encuentro será "en un primer momento, aclarar las normas del Consejo de Europa y de la Unión que se aplican a los migrantes de poblaciones gitanas", explicó Jagland.

"Luego, queremos lanzar un proceso que reúna al Consejo de Europa, la Unión y los gobiernos nacionales, sobre acciones concretas destinadas a mejorar la integración económica y social de los gitanos en Europa", agregó. Jagland sostuvo que "se trata de un problema que concierne a toda Europa y que requiere una respuesta paneuropea".

"La marginación económica y social (de los gitanos) y todos los problemas que acarrea, no se limitan a un grupo ni a un país", sostuvo.