La Casa Blanca bloqueó un informe del vertido de BP que hubiera propiciado una mejor reacción

RTVE
01/10/10

La Administración Obama fue demasiado "optimista" sobre la capacidad de BP para manejar la crisis del petróleo que se inició en abril en el Golfo de México y bloquearon las estimaciones de otros organismos que pudieron haber propiciado una respuesta más rápida, según un informe publicado este miércoles por un grupo de investigación.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Estas revelaciones, que proceden de la Comisión Nacional del Derrame de Petróleo, cuyos miembros fueron nombrados por Barack Obama, podrían resultar embarazosas para el Partido Demócrata del presidente, que lucha por mantener el control del Congreso de Estados Unidos en las elecciones del próximo 2 de noviembre.

En su informe, la comisión establece que después del accidente en el Golfo de México del 20 de abril, en el que murieron 11 trabajadores, el gobierno fue demasiado optimista sobre la capacidad de la compañía petrolera para mantener la fuga de petróleo bajo control.

"En los primeros diez días del derrame, parece que había un sentimiento de exceso de optimismo en la respuesta de los afectados. Las primeras respuestas señalaron que, si bien entendían que estaban frente a un derrame de grandes proporciones, creían que BP podría mantener el pozo bajo control", dice el informe citado por Reuters.

Y añade: "Aunque algunos (reponsables) de la estructura de mando se pusieron en marcha muy rápidamente, la movilización de recursos para combatir el derrame parecía demorarse".

Una gran parte del Golfo de México se vedó a la pesca, cientos de kilómetros de costa fueron contaminadas y el turismo se paró hasta de que el pozo fue tapado el 15 de julio después de la mayor fuga de petróleo en el mar en la historia de EE.UU.
Información bloqueada

La comisión también ha criticado a la Casa Blanca por bloquear las primeras estimaciones de la marea negra, que según ha dicho, podría haber afectado a la movilización rápida de recursos que se habían reunido para luchar contra ella.

Según la Comisión, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) quería divulgar algunos de sus modelos sobre el peor escenario a enfrentar por el accidente en la plataforma Deepwater Horizon a fines de abril o principios de mayo.

Sin embargo, la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB) impidió que la información se hiciera pública. "Al personal se le informó de que la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca rechazó el pedido del NOAA", establece el informe.

La decisión de la Casa Blanca de evitar que las cifras salieran a la luz se produjo en momentos en que la gigante británica BP era criticada por no ofrecer información exacta sobre la cantidad de petróleo que se derramó al mar desde su dañado pozo.

En una declaración conjunta, los directores de la OMB y la NOAA no negaron que la estimación de los primeros momentos de la fuga hecha por la NOAA fueran bloqueados. En su lugar, dijeron que los primeros análisis de la NOAA fueron incompletos porque no tomaron en cuenta las medidas para controlar el petróleo, como el uso de barreras flotantes, o quemar el petróleo en el mar.

Los jefes de agencia han señalado que otros altos funcionarios del Gobierno dijeron publicamente a principios de mayo cual podría ser el peor de los escenarios.