Hungría, en estado de emergencia por un vertido tóxico que ha causado 3 muertos

20 Minutos
05/10/10

* La rotura de un tanque de 'barro rojo', altamente corrosivo y tóxico, ha producido un derrame de lodo que ha llegado al río.
* Entre los muertos hay un bebé, también hay 7 desaparecidos y 116 heridos, que entraron en contacto con la sustancia química.

Hungría afronta el que podría ser el mayor desastre químico del país con la fuga química, altamente contaminante, ocurrida en una fábrica de aluminio próxima a la localidad de Ajka. Por el momento, el número de muertos asciende a tres personas, entre ellas un bebé, y la prensa local habla de 7 desaparecidos y 116 heridos. El Gobierno ha declarado el estado de emergencia en los condados de Veszprem, Gyor-Moson-Sopron y Vas.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


El accidente se produjo el lunes a causa de la ruptura de una balsa de lodo de aluminio en la planta de Ajkai Timfoldgyar Zrt, perteneciente a la empresa MAL Zrt. El 'barro rojo' es una sustancia química muy tóxica, corrosiva y alcalina que, según las autoridades, supone un peligro para siete localidades próximas a Ajka, situada cerca del lago Balatón. El vertido ha alcanzado al río Marcal y ya ha contaminado a tres aldeas.

Desde los helicópteros se vierte yeso sobre el río para neutralizar la toxicidad

Todas las víctimas son vecinos de los pueblos afectados por el siniestro, y fueron arrastrados por parte del agua y el vertido químico de un millón de metros cúbicos de esa sustancia, según las autoridades.

El "barro rojo" es un residuo que se produce durante la producción de aluminio y tiene grandes cantidades de silicio, hierro y otros metales pesados.

Los heridos sufrieron quemaduras de diferente grado al entrar en contacto con la sustancia corrosiva, diez de ellos se encuentran graves, según los servicios médicos.

Las ambulancias han trasladado a 116 heridos, ocho graves y uno en estado crítico, a los hospitales de la zona.

Ayuda desde helicópteros

Para evitar que la sustancia tóxica se extienda y cause mayores daños los equipos de rescate han comenzado a arrojar desde helicópteros yeso sobre el "barro rojo", así como diferentes productos neutralizadores al río Marcal.

"Hemos echado varias toneladas de yeso en el río Marcal y esperamos contener el fluido tóxico de esta forma", declaró la portavoz de la Unidad Nacional de Desastres (NDU), Gyorgyi Tottos. "La toxicidad del barro se atenúa por cada kilómetro que se extienda", agregó.

Todos los muertos y heridos entraron en contacto directo con el producto

Centenares de bomberos, miembros de los equipos de rescate y soldados han sido movilizados para tratar de contener la fuga química y ayudar a la población afectada.

En Devecser las aguas infectadas por el "barro rojo" inundaron más de 400 inmuebles, de donde se evacuaron a sus habitantes.

Complica la situación que el barro rojo haya llegado hasta el cercano arroyo de Torna, por lo que la contaminación podría afectar a otras localidades.

En las cercanías de los pueblos afectados se prohibió el transporte, hasta que concluyan las operaciones de rescate.