Ejército israelí atacó embarcaciones palestinas

TeleSUR
16/05/09

Militares israelíes "abrieron fuego" este sábado contra embarcaciones pesqueras palestinas que estaban frente a la costa de la Franja de Gaza, según informó un vocero policial del grupo Hamas, quien estaba encargado de la seguridad de la zona.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


"Las lanchas militares abrieron fuego desde el mar contra los botes (palestinos) y causaron daños a varios de ellos", relató el vocero.

Fuerzas de seguridad leales al movimiento de resistencia palestina Hamas informaron que la armada israelí ha incrementado últimamente estos ataques contra embarcaciones pesqueras de residentes de la Franja de Gaza.

Las acciones bélicas judías le impiden a los palestinos navegar más allá de la marca de dos millas fijada en el mar. Esto les imposibilita a los pesqueros ejecutar su labor, que además es la principal fuente de ingreso de numerosas familias.
El Gobierno de Israel aplica desde hace dos años un bloqueo férreo contra el pueblo palestino, que mantiene cerrados los pasos fronterizos necesarios para recibir ayuda humanitaria, alimentos y combustible para la única planta de electricidad de la Franja de Gaza.

La política del bloqueo fue recrudecida después de la agresión de 22 días contra la Franja de Gaza, que se registró a finales de diciembre de 2008 y durante la cual fueron asesinados por el Ejército israelí cerca de mil 400 palestinos y alrededor de cinco mil resultaron heridos.

El bloqueo, esta nueva forma de agresión, fue denunciada el viernes durante las protestas que se realizaron en la región en ocasión del 61 aniversario del "Nakba" o la "Catástrofe" que significó para los palestinos, la creación del estado de Israel.
"Regresaremos a Jaffa y a todas nuestras tierras", gritaba la multitud mientras otros aseguraban que "no reconoceremos a Israel".

Los protestantes rechazan la pretensión de Al-Fatah, que lidera Mahmoud Abbas, de que Hamas renuncie a la resistencia armada y asuma como propios los acuerdos que firmó con Israel el Gobierno de Abbas, aspectos que rechaza de forma categórica por Hamas.
En Ramalah, los palestinos reivindicaron como sagrado el derecho de retorno de los 4,6 millones de refugiados a las que consideran sus tierras originarias, y alzaron pancartas en las que se leía "Regreso, Jerusalén (partición de la ciudad santa) y autodeterminación: nuestra lucha continuará".