Una detención ilegal y un asesinato durante el fin de semana en Honduras

Tercera Información
20/09/10

Durante el pasado fin de semana la dictadura de Pepe Lobo ha continuado impulsando su sangrienta represión. Ya la semana pasada se produjeron decenas de heridos y detenidos, además de un muerto, durante una brutal represión injustificada contra manifestantes pacíficos en San Pedro Sula, convocados por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Durante el fin de semana fue asesinada Juana Bustillo, militante activa del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), organización miembro de la central obrera CUTH, parte activa de la resistencia, mientras acompaña en coche al presidente del IHSS, Héctor Escoto, quien se encuentra hospitalizado.

Mientras tanto, el Observatorio Ecuménico para los Derechos Humanos en Honduras del Consejo Latinoamericano de Iglesias OEDHCLAI ha denunciado públicamente que "la policía nacional preventiva detiene arbitrariamente al hijo de la presidenta de los mercados capitalinos. La señora María Arnulfa García Ávila en represalia por ser militante del Frente Nacional de Resistencia Popular".

Según se lee en el comunicado, el pasado "sábado 18 de septiembre de 2010 a eso de las 2:30 p.m. de la tarde, en el Mercado Las Américas de la ciudad de Comayaguela, fue capturado arbitrariamente el jóven Edwuin Otoniel Aguilera García, de 20 años de edad, por varios elementos policiales, quienes lo requirieron por sus documentos, los cuales no portaba por haber sido objeto de asalto en días anteriores, lo que justifico la acción de los agentes policiales para llevarlo hasta las celdas de la posta Del Galindo y luego remitido a la Cuarta Estación Polícial del barrio Belen.

La detención se produjo cuando el jóven conversaba con dos amigas frente al negocio de su madre la señora María Arnulfa García Ávila, dirigenta de los mercados Puente Carias y Las Americas de Comayaguela en su condición de Presidenta y militante del Frente Nacional de Resistencia Popular.

Cuando su madre acudió a la posta policial del Galindo a reclamar por la libertad de su hijo, acreditando una fotocopia de la tarjeta de identidad, el oficial de turno en forma violenta y prepotente la amenazó de que también la iba a meter presa. Este oficial estaba vestido con uniforme moteado como el que usan los del batallón Los Cobras y con registro 0201 en su camisa.

El jóven Edwuin es miembro de la iglesia cristiana y tiene una hija de dos años de edad y no tiene antecedentes penales.

Al ser trasladado a la delegación policial del barrio Belén, su madre se persona a la misma y acreditó la fotocopia de identidad de su hijo, pero nuevamente los oficiales de turno negaban que estuviera detenido en esa delegación, por lo que les reclamó que tenían testigos que afirmaban que la patrulla lo había translado junto a otros detenidos, a quienes igual les negaban su detención a los padres.

Lo anterior motivó que doña María Arnulfa Gárcia Ávila denunciara su caso al presdiente del CODEH, Licenciado Andrés Pavón Murillo, quién actualmente está investigando y documentando los casos de violaciones a los DDHH en San Pedro Sula el pasado 15 de septiembre y el asesinato de la Presidenta de la Seccional del SITRAIHSS compañera Juana Suyapa Bustillo a las 8:30 p.m. de la noche del día de ayer viernes 17 de septiembre. El presidente del CODEH solicitó a este Observatorio Ecuménico de DDHH del CLAI, gestionar la libertad del Jóven Edwuin Otoniel Aguilera.

La Presidenta de los Mercados El Puente y Las Américas, temía por la seguridad de su hijo, que se lo pudieran hacer desaparecer y asesinar o torturar como represalia por su militancia en el FNRP, ya que fue testigo junto a otras personas como torturaron y maltrataron a otro jóven de nombre desconocido a latigazos en todas partes del cuerpo, la cara, las piernas, los brazos, la espalda, luego le echaron agua para lavarle la sangre y nuevamente lo volvieron a dar latigazos y patadas en frente de ellas y encerrado en una celda, demostrando que no tienen ninguna formación moral o ética para dañar la integridad física, psíquica y moral de una persona en contraposición a la prohibición establecida en el artículo 68 de la Constitución, Ley Orgánica de la Policía, Código Procesal Penal y tratados internacionales. Nos ha pedido que investiguemos quién es esta persona y le auxiliemos, solicitando la intervención de esta delegación ante tantos abusos. El caso tendrá un seguimiento ante el CODEH para que se proceda penalmente contra los responsables.

Como Observatorio Ecuménico de derechos Humanos del CLAI, compartimos el anterior informe para efecto de que las demás autoridades competentes como La Fiscalía de los DDHH procedan a investigar estos hechos, ordenen intervenir estas delegaciones ante tanto abuso de autoridad y represión como conducta común de los oficiales y agentes políciales y el pueblo organizado conozcan uno de las decenas de casos que ha diario se cometen contra la ciudadania y población en general".