España: Detenido un cura en Valencia por abusar de dos menores

Información
21/09/10

La Guardia Civil ha detenido en un municipio valenciano de la Ribera Alta a un párroco de 39 años de edad acusado de haber abusado sexualmente de al menos dos niños de 13 y 14 años. Según las fuentes a las que ha tenido acceso este diario, la detención se produjo el pasado viernes y es consecuencia de la denuncia presentada por las familias de los dos menores. El sacerdote, que lleva ejerciendo nueve años en distintas parroquias de la provincia de Valencia y además es profesor de la Universidad Católica en un municipio de Valencia, admitió los hechos durante su declaración ante el equipo de Policía Judicial que asumió la investigación, según distintas fuentes consultadas.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

La denuncia fue interpuesta el pasado viernes por familiares de ambos menores en el puesto de la Guardia Civil donde residen ambos y en el que se encuentra la parroquia en la que ejerce el inculpado. Este diario omite tanto el nombre de la iglesia como el municipio para preservar la identidad de los menores.

Los guardias que recibieron la denuncia alertaron al equipo correspondiente de Policía Judicial, que se hizo cargo de la investigación y la instrucción del atestado. En primer lugar, se entrevistaron con las víctimas, que expusieron los hechos. Según la información a la que ha tenido acceso este periódico, se trata de tocamientos y otros abusos sexuales, aunque en ningún caso llegó a haber penetraciones u otras agresiones sexuales. Los abusos comenzaron sobre uno de los menores, que atravesaba por un momento de inestabilidad emocional, y luego se extendieron al otro.

Tras escuchar a los niños, los agentes detuvieron al presunto pederasta y le tomaron declaración. El acusado admitió los hechos, tras lo cual fue puesto a disposición judicial en Alzira y el juez dejó en libertad provisional al cura después de tomarle declaración, algo habitual en este tipo de casos de pederastia sin acceso carnal, dado que las penas de cárcel que les corresponden son muy bajas, de uno a dos años por cada delito, como máximo.