¿Habrá 'frankenfish'?

El País
23/09/10


Un equipo de asesores no fue capaz de entregar a la agencia federal alimentaria de EE UU un veredicto claro sobre si el salmón genéticamente modificado es apto para el consumo.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


El comité de expertos que tenía que emitir un informe sobre la viabilidad del primer salmón modificado transgénicamente se ha declarado incapaz de llegar a una conclusión porque le faltan datos. Así que el futuro en los mercados del pescado -ya conocido como frankenfish- es incierto. Tras más de 11 horas de deliberaciones, el equipo de asesores no fue capaz de entregar a la agencia federal alimentaria (FDA, por sus siglas en inglés) un veredicto claro sobre si ese salmón es apto para el consumo. La FDA ha declarado que tomará en cuenta los comentarios -no son vinculantes- antes de entregar su decisión final, pero no especificó fecha alguna.

El panel de expertos cree que todavía hay muchas preguntas por responder: ¿es segura esa ingeniería genética para los peces?¿Cómo de rápido crecen esos pescados manipulados? ¿Qué implicaciones tiene para el medioambiente en caso de que, por ejemplo, los animales modificados escapasen y se mezclaran con otra fauna marina? ¿Es seguro ingerir un salmón transgénico? Verduras genéticamente modificadas como el maíz están en el mercado estadounidense desde hace años.

Aqua Bounty es la empresa que pretende la aprobación de la Administración de Estados Unidos para comercializar su salmón del Atlántico genéticamente modificado. Frankenfish contiene un gen de otras especies que provoca que su crecimiento sea dos veces más rápido de lo normal, lo que sin lugar a dudas es muy sustancioso en cuanto a la cuenta de resultados de la empresa. Superar las críticas y obtener el respaldo de la FDA es crucial para Aqua Bounty, una compañía que hasta la fecha no ha conseguido la aprobación de otros productos, y que vio aumentar más de un triple sus acciones este año ante la posible luz verde de la FDA. Si obtiene la autorización, el salmón de Aqua Bounty sería el primer animal genéticamente modificado para consumo humano en Estados Unidos.

Aqua Bounty y la FDA no consideran que el salmón modificado represente amenaza alguna para el medioambiente. Pero son varios los grupos de defensores de los consumidores y de la naturaleza que han protestado contra la iniciativa, incluso con una manifestación frente a la Casa Blanca la semana pasada.

La aprobación del salmón abriría la puerta a una variedad de otros animales alterados genéticamente, incluso un cerdo que está en desarrollo en Canadá y ganado bovino resistente a la enfermedad conocida como de las vacas locas.

En caso de que se apruebe el salmón genéticamente alterado, una de las mayores áreas de preocupación para los grupos de defensa de los derechos de los consumidores es cómo sabrá el público que está comprando ese tipo de alimento. Las reglas actuales de la FDA sólo piden etiquetado especial cuando hay una "diferencia material" en el resultado final del producto alimenticio.