Lluvia de meteoritos formó cráteres de la luna

El Esquiú
24/09/10

La lluvia de metoritos dejó “cicatrices” en la Luna.

Un equipo de científicos ha analizado los datos recogidos por la sonda LRO de la NASA.

Hace 4.000 millones de años el interior del Sistema Solar sufrió una lluvia de meteoritos. Las rocas golpearon intensamente a la Luna. Hoy su superficie está llena de cráteres: son las cicatrices que dejaron los meteoritos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Ahora un equipo de científicos ha analizado los datos recogidos por la sonda LRO de la NASA, y ha realizado el primer mapa detallado de los cráteres lunares.

Los científicos han descubierto, gracias al mapa, detalles muy interesantes sobre este gran evento astronómico. La Luna sufrió el impacto de asteroides y cometas en más de una ocasión.

Algunos descubrimientos

En concreto hubo dos tandas bien diferenciadas de cuerpos celestes golpeando el satélite. El estudio de los cráteres también deja claro que por aquel entonces había mucha más cantidad de material que podía impactar sobre los planetas y la Luna que hoy en día.

Los científicos creen que la razón es que planetas como Júpiter o Saturno aún no estaban del todo formados y había muchas rocas aún flotando sin rumbo fijo.

Hasta ahora, para estudiar los cráteres de la Luna se habían usado fotografías. Sin embargo, en esta ocasión, los científicos han analizado datos topográficos, por eso han averiguado tantos detalles.

Como jeroglíficos

Aseguran que el mapa de los cráteres es como la piedra de Rosetta de la evolución del Sistema Solar. Son como jeroglíficos que podemos traducir en sucesos ocurridos en otros puntos del Sistema, no sólo en la Luna.

La lluvia de asteroides no sólo golpeó a la Luna. También sufrieron los golpes Marte, Mercurio y la Tierra. Sin embargo, a pesar de que cayeran sobre la Tierra no pueden ser estudiados, porque las marcas que dejaron sobre la superficie se han borrado, han desaparecido por efecto de los terremotos y volcanes. O están alterados por la erosión del viento y del agua.

Aunque hay un cráter más reciente y que por eso aún no está borrado, que todos conocerán. Es el de Yucatán, que provocó la extinción de los dinosaurios.