Un informe revela que acabar con el hambre es más barato que ignorarlo

PMA
23/09/10

Combatir el hambre sería más barato que ignorarla y así lo muestra un nuevo informe que ActionAid y Ayuda en Acción ha publicado este martes. Según el informe, el hambre cuesta más de 350.000 millones de euros al año a los países pobres. Esta cifra es más de diez veces mayor de la que sería necesaria para reducir el hambre a la mitad en 2015 y cumplir con el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM).

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


La Directora General de ActionAid, Joanna Kerr ha asegurado que "luchar contra el hambre inmediatamente sería diez veces más barato que ignorarla. Cada año de menos productividad del trabajador, mala salud y educación perdida cuesta millones a los países pobres".

"El coste no es sólo económico. Si los gobiernos no actúan ahora mismo, más de un millón de niños más podrían morir de aquí a 2015 y la mitad de África no tendrá comida suficiente durante diez años". Además, Kerr añadió que "invertir en explotaciones agrícolas locales donde reside el hambre es la mejor forma de evitar otra crisis alimenticia".

Hace dos décadas
El revelador informe añade que de los 28 países empobrecidos, 20 están lejos de reducir a la mitad el hambre para el 2015 y que si no fuera porque China se tiene en cuenta en el listado, el porcentaje de personas con hambre en el mundo sería el mismo que cuando se fijaron los objetivos hace dos décadas.

Los peores clasificados son Burundi, Sierra Leona y Pakistán entre otros. Incluso en la India algunos recortes en la agricultura en las ayudas destinadas a las pequeñas explotaciones han supuesto que casi la mitad de los niños y niñas del país estén malnutridos y que una de cada cinco personas pase hambre.

La inversión en pequeñas explotaciones por parte de Brasil, China, Ghana, Malaui y Vietnam redujeron el hambre. También crearon programas de protección social que ayudaron a la causa y Malawi, por ejemplo, redujo el número de personas que viven de la ayuda alimentaria de 1,5 millones a 150.000 en cinco años.

De las naciones 'ricas', Francia, España, Suecia y Canadá se sitúan como las principales donantes. Las naciones del G8 se comprometieron a donar unos 17.000 millones de euros en 2009 aunque ActionAid y Ayuda en Acción estiman que casi 11.000 millones son partidas antiguas incluidas en nuevos programas y que sigue sin determinarse cómo o cuándo se gastará el dinero.