Póngale café a mi robot, por favor

Amazings.es
26/10/10

Lo último en robótica para agarrar objetos no tiene nada que ver con pinzas o manos articuladas sino con un globo relleno de café molido. Le llaman KONA (siglas en inglés para “brazo cinético para el agarre de objetos”) y ha sido desarrollado con fondos de la agencia DARPA por las universidades de Cornell y Chicago y por la corporación iRobot. Su funcionamiento se basa en un fenómeno físico llamado transición por atasco (en inglés jamming transition) y realmente es una de esas ideas que sorprenden por su simplicidad.
...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Cuando se agrupa muy densamente a las partículas (en este caso granos de café molido empaquetados al vacío) de modo que no puedan deslizarse las unas entre las otras, estas pasan a comparse como un sólido. Cuando se afloja un poco la presión que mantiene unidas a las partículas, estas vuelven a comportarse como un líquido.

Seguramente habéis experimentado este fenómeno cuando al cortar con unas tijeras uno de los pliegues de un brik de café molido empaquetado al vacío (y duro como una piedra hasta ese momento) el paquete se ablanda de repente.

Así exactamente es como funciona esta “mano”. Primero se coloca la bolsa sobre cualquier objeto para que esta adopte su forma. Luego, una vez en la posición deseada, se absorbe el aire de la bolsa – creando el vacío en su interior – de modo que esta se solidifique alrededor del objeto, manteniendo la forma y presión justa para agarrarlo sin dañarlo cuando el brazo robótico se eleve.

Como podéis ver en el vídeo que adjunto bajo estas líneas, el KONA es capaz de levantar – entre otras cosas – un huevo fresco sin dañarlo.