Denuncian reaparición de escuadrones de la muerte en Honduras

Prensa Latina
29/10/10

La reaparición de los escuadrones de la muerte en Honduras tras el golpe militar del 28 junio del año pasado fue denunciada en esta capital por la activista de los derechos humanos Berta Oliva.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


En declaraciones publicadas por el diario Co Latino, Oliva apuntó que esos grupos paramilitares asesinan a los opositores de manera selectiva y los miembros del magisterio hondureño son sus principales víctimas.

Las violaciones a los derechos humanos, la persecución y los asesinatos selectivos siguen a la orden del día, lo que indica que el golpe militar continúa, advirtió.

Oliva, coordinadora general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), precisó que este año han ultimado a 10 maestros, por su clara oposición al actual Gobierno, continuidad del régimen golpista.

Oliva, quien participó aquí esta semana en el VII Congreso Internacional de Derechos Humanos Herbert Anaya Sanabria, alertó sobre la persecución selectiva de estos grupos paramilitares en Honduras.

De hecho -indicó-, no matan a los líderes de los grupos sociales, sino a sus familiares más cercanos, para generar zozobra dentro de las organizaciones opositoras.

Existe un escuadrón de la muerte llamado CAM (Comando Álvarez Martínez) que realiza una clara y evidente persecución, afirmó Oliva.

Informó que 56 defensores de derechos humanos están amenazados por diferentes grupos armados.

Oliva exhortó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a exigirle a Estados Unidos no apoyar las fuerzas militares hondureñas, mientras continúen las violaciones a los derechos humanos en ese país.

Dirigentes campesinos hondureños denunciaron durante el congreso, celebrado en la Universidad de El Salvador los días 25 y 26 pasados, ser víctimas de una campaña de persecución para privarlos del derecho a la tierra. Matías Valle Cárdenas, vicepresidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), del departamento de Colón, en el norte de Honduras, precisó que 16 de sus compañeros han sido asesinados en los últimos seis meses.