Petroleras sabían de deficiencia antes del derrame

El Nuevo Heraldo
29/10/10

Halliburton y BP sabían semanas antes de la explosión fatal del pozo de Macondo en el Golfo de México que la mezcla de hormigón que planeaban usar para sellar el fondo del pozo era inestable, pero la usaron de todas maneras, dijo el jueves la comisión presidencial que investiga el accidente.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


En la primra conclusión oficial sobre la responsabilidad por la explosión, en la que perecieron 11 trabajadores y que llevó al derrame de petróleo fuera de las costas de Estados Unidos más grande de la historia, el personal de la comisión determinó que Halliburton había llevado a cabo tres pruebas de laboratorio que indicaron que la mezcla de hormigón no cumplía con los estándares de la industria.

El resultado de al menos una de esas pruebas fue entregado el 8 de marzo a BP, que no hizo nada al respecto, señaló el principal investigador del panel, Fred H. Bartlit Jr., en una carta enviada el jueves a los miembros de la comisión.

Otra prueba del hormigón de Halliburton, llevada a cabo una semana antes de la explosión del pozo, el 20 de abril, arrojó también que la mezcla era inestable, pero estas conclusiones nunca se enviaron a BP, indicó Bartlit.

Aunque Bartlit no identifica específicamente el fallo del hormigón como la única causa de la explosión, ni como la principal, pone de manifiesto en su carta que si el hormigón hubiera cumplido su función y mantenido el crudo y el gas a altas presiones fuera del diámetro de la perforación, el accidente no habría ocurrido.

"Durante algún tiempo hemos sabido que el hormigón usado para reforzar la estructura y aislar la zona de hidrocarburos en el fondo del pozo de Macondo tuvo que haber fallado de alguna manera'', aseveró Bartlit en su misiva a los siete miembros de la comisión presidencial. "El hormigón debió haber evitado que los hidrocarburos entraran al pozo''.

La falla del hormigón desencadenó una compleja y finalmente letal cadena de sucesos, que conllevó a que la explosión de crudo y gas ascendiera por el pozo de 18,000 pies de profundidad. La válvula de prevención de explosiones, situada en el lecho del océano encima del pozo y que se suponía contuviese una explosión de la perforación, también falló.

En una investigación interna, BP identificó el hormigón defectuoso como uno de los principales factores que condujeron al accidente, y culpó a Halliburton, el contratista de hormigón en el pozo de Macondo. Halliburton ha dicho en testimonio público que ellos probaron y usaron una fórmula de hormigón adecuada en el pozo, y que el diseño defectuoso del pozo por parte de BP y su mala operación del mismo causaron el desastre.

La torre petrolera Deepwater Horizon era operada por una tercera compañía, Transocean.

Cathy Mann, portavoz de Halliburton, dijo que la compañía estaba revisando las conclusiones del panel y que haría declaraciones en la noche del jueves.

Halliburton, una gran compañía de servicios al sector petrolero, y uno de los mayores contratistas de defensa de la nación, fue dirigida en el pasado por el ex vicepresidente Dick Cheney. La firma legal de Bartlit, Bartlit Beck Herman Palenchar & Scott, ha hecho trabajo legal para Halliburton anteriormente, pero no ha representado a la compañía desde el 2005, dijo la firma.

Luego de que se diera a conocer el informe de la comisión, a la 1:30 p.m., hora del Este, el precio de las acciones de Halliburton empezó a bajar drásticamente, y había descendido más del 10 por ciento a media tarde. Las acciones de BP subieron ligeramente.

La comisión obtuvo de Halliburton muestras de la misma receta de hormigón utilizada en el pozo explotado, incluyendo la misma proporción de nitrógeno usada como agente de crecimiento y una serie de sustancias químicas utilizadas para estabilizar la mezcla. La pasta de hormigón fue enviada a un laboratorio propiedad de Chevron para ser probada de forma independiente.

La mezcla falló nueve pruebas de estabilidad hechas por separado, y diseñadas para reproducir las condiciones en el pozo de BP, y no pasó ninguno, según los resultados de las pruebas de Chevron, que se enviaron a la comisión esta semana.

"Aunque las pruebas de laboratorio no pueden reproducir a la perfección las condiciones en el terreno'', señaló la carta de Bartlit, "estos datos sugieren de manera enfática que el hormigón usado en Macondo era inestable. Esto puede haber contribuido a la explosión''.

Galón y medio de la precisa mezcla usada en el pozo de BP sobrevivió el accidente y está siendo conservada como evidencia en investigaciones actuales por lo criminal y por lo civil.

El 19 de abril, justo antes de que los técnicos empezaran a bombear pasta de hormigón en el pozo, Halliburton llevó a cabo una última prueba de la pasta. La compañía cambió ciertas condiciones de la prueba y pareció satisfecha de los resultados, aunque estas conclusiones no se comunicaron a BP hasta después de la explosión del pozo, concluyó la comisión.

Lo que es más, el panel concluyó que "tanto Halliburton como BP tuvieron resultados en marzo que mostraban que una pasta de hormigón muy parecida a la que fuera bombeada en el pozo de Macondo era probablemente inestable, pero ninguno de los dos tomó medida alguna a consecuencia de esa información''.