Manifestaciones y manipulaciones en escenario francés

Prensa Latina
28/10/10

Aprobada de forma definitiva por los dos estamentos parlamentarios de Francia, la controvertida ley de retiros se enfrenta hoy a dos situaciones que pudieran radicalizar aún más el movimiento social de protestas.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


De una parte las manifestaciones convocadas hoy por los sindicatos en todo el territorio nacional están signadas por ciertos aires de frustración e impotencia, ante una actitud intransigente del Gobierno.

Conscientes de que este jueves las cifras de personas en las calles serán menores, en razón de las vacaciones escolares entre otros aspectos, algunos líderes de los gremios, como Bernard Thibault (CGT) y Jean Claude Mailly (FO) siguen optimistas.

"No estamos acabados pese a todas las maniobras sucias y manipulaciones del Gobierno y la mejor prueba es el respaldo hoy mismo del 65 por ciento de la ciudadanía a nuestras demandas", declaró Mailly.

Tanto Mailly como Thibault hicieron menciones a las denuncias contra la policía por haber infiltrado agentes vestidos de civiles para realizar actos vandálicos y crear un impacto negativo en la opinión pública nacional.

Un video de tres minutos que sacudió en efecto a la población, mostraba a personas encapuchadas rompiendo una vidriera. Luego, agredieron a un hombre de cierta edad al ser requeridos por su actitud.

Como adelantara el presidente del Partido de Izquierda (PG), Jean Luc Melenchon, esa y otras imágenes eran pruebas del montaje y las manipulaciones de la policía para minar el sentido de las manifestaciones.

Los agentes del orden negaron las acusaciones, pero el asunto subió de tono cuando la CGT, FO y otros gremios se dijeron dispuestos a confirmar que ninguno de esos encapuchados está afiliado a los gremios y son infiltrados.

Por otra parte, el secretario general de la CFDT, Francois Chéréque, intentaba recomponer su imagen tras una postura conciliadora con el Gobierno de centroderecha de Nicolás Sarkozy y la patronal en un programa de televisión.

Chéréque dijo que era víctima de una campaña mediática para diluir el sentido de sus acciones y de las protestas en unas supuestas negociaciones futuras.

Sin embargo, parecía evidente en las manifestaciones de hoy un distanciamiento relativo entre la dirección de la CFDT con otras confederaciones sindicales.