México acusa a EEUU de ser el mayor proveedor de armas del crimen organizado

27/10/10
Aporrea.org

El presidente de México, Felipe Calderón , acusó este martes a Estados Unidos de ser el mayor consumidor de drogas en el mundo y el principal proveedor de armas y dinero a las bandas delictivas que operan en Latinoamérica....Siga leyendo, haciendo click en el título..."El consumo de drogas en Estados Unidos es la causa originaria de la problemática que tenemos países como Colombia y México", afirmó Calderón a la salida del XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, celebrada en la ciudad colombiana de Cartagena.

También criticó la iniciativa que plantea la posible legalización de la marihuana en el estado de California, en el suroeste de Estados Unidos.

''Presenta una inconsistencia (...) Habrá que valorar si va a incrementar la demanda'', dijo el mandatario mexicano al referirse a la correspondiente legislación, que se someterá a referendo el próximo 2 de noviembre.

Sotuvo además que en la Cumbre de Tuxtla en Cartagena se instó a los asistentes a estar alertas y se le pidió a Estados Unidos a ser congruentes, debido a que "no se puede criminalizar y legalizar al mismo tiempo, o una cosa o la otra".

Sumado a México, en la reunión de Cartagena, Colombia y Guatemala se pronunciaron enfáticamente contra la legalización de esta droga.

Calderón también enfatizó igualmente que Estados Unidos "es el principal proveedor de armas a los criminales y es el principal proveedor de dinero a los criminales".

Agregó que, si Estados Unidos hiciera el esfuerzo para frenar el tráfico de armas, tal como lo hace para detener a los migrantes, la situación sería otra.

"Si el esfuerzo que hace hoy (Estados Unidos) en detener migrantes se aplicara por lo menos a la mitad para detener el flujo de armas otra historia sería, porque el contar con un acceso tan franco por parte de los criminales a un armamento casi ilimitado es parte del problema", manifestó Calderón.

El problema del flujo de armas hacia las bandas criminales, consideró Calderón, se inició luego de que Estados Unidos no ratificara la ley que prohíbe el uso de armas, tema sobre el cual, según el jefe de Estado mexicano, el Gobierno estadounidense mantiene una posición incongruente..

"Al final de cuentas, si no se detiene el flujo de armas y dinero a nuestros países provenientes de actividades ilegales, difícilmente podrá avanzarse de forma determinante en este problema", sentenció.

El pasado mes de junio, la Corte Suprema de Jusiticia de Estados Unidos sostuvo, en un fallo, que los estados federados no pueden limitar o prohibir a los ciudadanos poseer armas de fuego, como garantiza la Segunda Enmienda de la Constitución.

Al término de la Conferencia de Tuxtla, Calderón comentó que desde que asumió la presidencia de México en 2006, se han decomisado alrededor de 90 mil armas en su país, entre las cuales se encuentran 50 mil rifles de asalto, unas ocho mil granadas, cartuchos de municiones y lanzamisiles.

"El 90 por ciento de las armas que son susceptibles de rastrear, es decir que todavía conservan su numero de serie, son armas vendidas en Estados Unidos", agregó el dignatario mexicano.

Adicionalmente, indicó que su Gobierno invierte anualmente más de 10 mil millones de dólares en el área de seguridad.

"Lo relevante no es el dinero, sino la política de corresponsabilidad, que contribuye a frenar el fenómeno del narcotráfico y el crimen organizado", acotó.

La XII Cumbre de Tuxtla contó también con la participación de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Costa Rica, Laura Chinchilla, además del gobernante de Honduras, Porfirio Lobo, en el poder en esa última nación centroamericana tras las elecciones convocadas por el régimen de facto luego del golpe de Estado de junuio de 2009.

También estuvieron presentes en la reunión el vicepresidente de República Dominicana, Rafael Alburquerque; su homólogo nicaragüense, Jaime Morales; y el de Panamá, Juan Carlos Varela; así como también el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Roger Martínez.

El foro de Tuxtla está conformado por Colombia, Costa Rica, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, naciones que suman una población de 212 millones de habitantes y un territorio de 3,6 millones de kilómetros cuadrados.