Cuba alerta sobre manipulaciones en torno a Derechos Humanos

Prensa Latina
28/10/10

Cuba reiteró hoy sus acusaciones a Estados Unidos por una amplia serie de violaciones de los derechos humanos cometidas por el Gobierno norteamericano y criticó a Washington por denigrar a los países del Sur.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Las denuncias fueron expuestas por el representante permanente de Cuba en la ONU, Pedro Núñez Mosquera, al responder a un delegado estadounidense durante un debate en la Tercera Comisión sobre la Promoción y Protección de los derechos humanos.

El diplomático cubano calificó de peyorativa la forma en que el emisario norteamericano se refirió a los países subdesarrollados y le solicitó respuestas a varias preguntas hechas ayer por el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en el plenario de la Asamblea.

Esas interrogantes están vinculadas a la responsabilidad de Estados Unidos por lo sucedido en los campos de prisioneros de

Abu Ghraib, Bagram y Nama, y por los actos revelados por Wikileaks sobre crímenes en Afganistán e Iraq.

También acerca de lo que sucede en el campo de concentración de Guantánamo y las ejecuciones extrajudiciales que proclamó el ex presidente George W. Bush en su discurso del Estado de la Unión en 2003, entre otras cuestiones.

Por qué se discrimina con tanta saña a los inmigrantes latinos en Estados Unidos y la población afrodescendiente tiene peores condiciones de vida que los otros ciudadanos, indagó para preguntar cuándo van a mejorar las condiciones carcelarias en el país.

Puntualizó que Estados Unidos sí viola los derechos humanos del pueblo cubano con el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington desde hace casi medio siglo.

El mismo cerco que ayer fue condenado por la Asamblea General de la ONU por una abrumadora mayoría de 187 votos, apuntó.

En su intervención, Núñez Mosquera alertó sobre la ausencia de los principios de universalidad, objetividad, imparcialidad y no selectividad en el enfoque que varios países otorgan al tema de los derechos humanos.

Señaló que en lugar de promover la cooperación y el diálogo por el ejercicio de todos los derechos de esa clase, algunos Gobiernos pretenden convertirse en fiscales de todo el mundo y universalizar un modelo único de organización social.

Rechazó los intentos de sojuzgar la diversidad de culturas, religiones y sistemas políticos, económicos y sociales a través de la imposición de patrones y modelos de los centros de poder del Norte.

Asimismo, dijo que la libertad y la democracia no son patrimonio exclusivo de las naciones del Norte, a las cuales "nadie ha otorgado facultades para juzgar y determinar el destino político y social de otros países".

Agregó que en estos momentos es más necesario el disfrute del derecho al desarrollo, "sin el cual no habrá paz ni seguridad en el mundo y la democracia seguirá siendo una ficción".

El embajador cubano rechazó las pretensiones de eliminar, reescribir o reinterpretar los propósitos y principios del Derecho Internacional y de la Carta de la ONU para legitimar un orden unipolar y los intereses hegemónicos de algunas potencias.

En otra parte, expresó la disposición de Cuba a cooperar con todos los expertos designados para el cumplimiento de mandatos del Consejo de Derechos Humanos establecidos sobre bases no discriminatorias.

Esa decisión se mantendrá firme, a pesar de que continúa la política de hostilidad y bloqueo genocida aplicada por sucesivas administraciones de Estados Unidos y de la reciente escalada de una feroz campaña político-mediática anticubana, apuntó.

Llamó a evitar que la hipocresía y los dobles raseros afecten las labores de la Tercera Comisión y que los males que dieron al traste con la Comisión de Derechos Humanos regresen a la actual maquinaria, incluido el Consejo de Derechos Humanos.

Cuba seguirá defendiendo la cooperación genuina, el respeto mutuo, la verdad, la justicia, la universalidad, la imparcialidad y la no selectividad en el enfoque de los derechos humanos, concluyó.