"Santos ha heredado un Estado policial de Álvaro Uribe"

Público
27/06/10

Claudia Julieta Duque. Periodista colombiana. Tuvo que exiliarse tres veces por las amenazas de los servicios de inteligencia de su país.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Aunque Barack Obama ha actualizado y moderado la guerra contra el terrorismo de George Bush, Colombia no ha renovado ni los objetivos de su política de seguridad ni parece más proclive al cambio tras la elección de Juan Manuel Santos como sucesor del presidente Álvaro Uribe. Para la periodista y activista pro derechos humanos Claudia Julieta Duque, "el crimen organizado ha tomado el poder en Colombia" gracias a los medios de un Estado que define como "policial". En su caso, su oposición a las tácticas de Uribe y sus investigaciones sobre el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), la agencia de inteligencia del Gobierno, le valieron amenazas de muerte contra ella y su hija y tres exilios. El organismo será ahora desmantelado para enterrar la ilegalidad de las extorsiones, amenazas y campañas de descrédito, que quedan patentes en el sumario abierto por la Fiscalía colombiana, cuyos documentos fueron publicados en este diario.

¿En qué momento se cruzó por primera vez con el DAS?

Investigar sobre la situación de los derechos humanos en Colombia me convirtió en objetivo del DAS. En 1995 hice una investigación sobre niños desaparecidos y me encontré con un caso terrible: la desaparición de un niño, hijo de un secuestrador, y de su madre. A ella la mataron y al niño lo dieron ilegalmente en adopción. En ese caso estaban involucrados 18 agentes del DAS. Entonces recibí las primeras amenazas de muerte.

Según la documentación en manos de la Fiscalía, no sólo periodistas, sino políticos y activistas pro derechos humanos fueron víctimas de persecución política.

Colombia nunca ha sido una verdadera democracia. El escándalo del DAS demuestra que el Estado le ha encargado a un organismo de inteligencia la puesta en marcha de políticas para ganarse a la población y atacar a los opositores, algo que debía haberse hecho en la confrontación pública, en el debate mediático.

Santos es el heredero ideológico de Uribe, ¿lo es también de ese "estado policial"?

Estoy segura. El actual director del DAS se precia de ser muy amigo de Santos y trabajó con él en el ministerio de Defensa. No es extraño que los jefes del DAS de los últimos años hayan salido todos de Defensa; es decir, que trabajaron con Santos.

Su viaje a Europa persigue abrir una investigación aquí [el sumario apunta a que el DAS espió también a ONG y ciudadanos europeos]

No es importante para mí o Colombia, es importante para Europa. En Europa nacieron las libertades civiles, la lucha por los derechos humanos, y no puede ser que ciudadanos europeos y extranjeros en suelo europeo hayan sufrido seguimientos ilegales por parte de otro país sin que se investigue. Es importante para los europeos saber que hay jueces que les protegen.

¿Las similitudes entre la "guerra contra el terrorismo" de Uribe y la de Estados Unidos podrían haberse traducido en la colaboración para cometer supuestos delitos?

No hay pruebas, pero hay una similaridad clara entre el discurso de la guerra contra el terrorismo de Bush y la de Uribe. Algo ha pasado para que el Gobierno norteamericano haya decidido, hace dos meses, retirarle la ayuda al DAS. Quizás se han dado cuenta de que aquí pasaron cosas fuera de la ley.

¿Cuál es el papel de España?

España es la punta de lanza del uribismo en Europa. Me sorprende que, en un contexto como el que describo, el ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos tilde a Uribe de defensor de los derechos humanos.

Sus reivindicaciones no pueden utilizar Madrid como puerta a la UE.

España no se ha pronunciado nunca sobre este tema. Además, tiene grandísimos intereses políticos y económicos en Colombia. Para empezar, mediáticos, con empresas españolas controlando El Tiempo y aspirando a canales de televisión. También hay muchas empresas de servicios públicos controladas por compañías españolas.

¿A estos intereses les viene bien ese Estado de seguridad que se ha transformado en las urnas en una baza para Uribe y Santos?

Exacto. Podemos pensar que es una justificación indirecta para los abusos. Eso sí, si el Gobierno participó a sabiendas de lo que estaba pasando o si cayó inocentemente sólo se sabrá cuando España decida investigar. Hasta ahora, el Gobierno no se ha pronunciado para nada sobre el escándalo del DAS en Colombia, a pesar de que en España se creó una ONG, con sede en Valencia, como tapadera de la agencia.

¿Sigue el DAS haciendo este tipo de seguimientos?

Hay documentos de 2009 y de este mismo año que apuntan a ello. En mi caso, tenían la obligación de entregarme todo lo que tenían sobre mí. No lo hicieron, pero aseguraron que lo entregaron a la Fiscalía. Yo sigo siendo un objetivo.

1 comentarios:

vito... dijo...

Érase una vez un sapo que no sabía croar, pero chillaba, casi hablaba. Sus amigos en la charca estaban muy preocupados por él, todos querían ayudarle pero no sabían cómo, pues nadie sabía de estrategias, métodos, técnicas y recursos para facilitar aprendizajes, y no cualquiera puede ser maestr@.

Con el pasar de los días, Juan Manuel –que así se llamaba el sapo- chillaba y chillaba, pero no hablaba sino que gritaba, y en la charca, todos sorprendidos, le oían gritar: ¡Abajo la dictadura de Chávez! ¡Fuera Chávez, fuera el dictador! ¡Queremos democracia, no queremos a Chávez!

Como no croaba sino que hablaba, Juan Manuel había desarrollado la falsa creencia de que era superior al resto de su especie, y estaba convencido de que los dioses lo habían elegido para algo grande, y juraba que él tenía un destino manifiesto, y asumía actitudes de desprecio hacia sus hermanos.

Un día, en su afán de ayudarle, unos sapos fueron a visitar una charca habitada por ranas estudiosas. Expusieron el problema de su amigo y regresaron acompañados por unas doctoras y unas enfermeras. Apenas Juan Manuel las vio, comenzó a gritar: ¡Auxilio, Chávez me mandó a secuestrar! ¡Por favor, sálvenme que el gobierno me quiere matar! Salió huyendo despavorido, no se sabe si tomó hacia el norte, para esconderse en Miami, o hacia el sur, para refugiarse en Lima. Lo cierto es que en la charca nunca más se había sabido de él.

Conocida por mí la historia, me puse a investigar los hechos. Supe que el sapo que no sabía croar, a partir de su tonta creencia de superioridad sobre los demás sapos, se había tomado para sí muchos privilegios: Acaparaba los alimentos, comía primero y más que los demás y las sobras las vendía a precios especulativos, ocupaba los mejores espacios dentro de la charca, tomaba decisiones que involucraban a todos sin consultar con nadie, no laboraba, era un completo holgazán y ofendía a todos con gritos destemplados. Como era el único que hablaba, tenía a todos atemorizados.

También supe que en el lugar de su exilio, Juan Manuel aprendió a hablar en inglés, estudió con esmero técnicas de coaching y de propaganda para manipulación de masas, estrategias, técnicas, métodos y recursos para la guerra y otras atrocidades más.

He sabido que regresó para vengarse de todos.

Ahora sabemos que será el nuevo inquilino del Palacio del Narquiño.

Esta historia continuará...

Salute a tutti

vito...