La quema de libros en el Pentágono y una copia original que protege WikiLeaks

David Ballota
Nación Red
12/10/10

Hace escasas semanas los chicos del Pentágono salían de librerías y compraban 9.500 copias del libro “Operation Dark Heart” para seguidamente hornearlos a una temperatura de 451 grados Fahrenheit. Era una edición completa de 10.000 ejemplares.

Semanas después funcionarios del Pentágono se pusieron en contacto con la editorial para asegurarles que el gobierno les indemnizaría y comunicarles que no pondrían problemas a la publicación de una nueva edición siempre y cuando “determinados pasajes” fueran eliminados.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

El autor del libro es el teniente coronel Anthony Shaffer, que participó en operaciones secretas en Afganistán durante la época del anterior presidente de EE.UU., George W. Bush.

El Pentágono fue informado de la publicación del libro de Shaffer en abril de este año y lo aprobó pidiendo al autor que eliminase algunas partes del mismo. Por ejemplo, no debía aparecer la entrevista con el director ejecutivo del Comité de los atentados del 11 de septiembre, Philip Zelikow. Shaffer cuenta en su libro que las autoridades fueron informadas de la “posible amenaza” un año antes de que ocurriera la tragedia que en unas horas acabó con la vida de unas 3.000 personas.
Anthony Shaffer, el autor del libro, formaba parte de unidad de inteligencia que habría identificado y controlado a Mohammed Atta antes del 11-S. Shaffer revela nuevos datos en el libro sobre la extraña actuación y comportamiento del Pentágono cuando su unidad quería informar de lo descubierto en relación con Atta. Shaffer también cuenta que envío esta información a la Comisión del 11-S, pero ésta no la incluyó en su informe final.

No es el único episodio inquietante que el agente de la inteligencia desvelaba en su libro. El Pentágono, esgrimiendo el código penal militar y el estatus de oficial de reserva de Shaffer, censuró el libro y le declaró la guerra a la edición incomoda.

El autor del libro, Anthony Shaffer, ha preparado a partir de la edición censurada una nueva y mucho más completa, cuya copia original está en poder de WikiLeaks. Listo para servir. No hay horno que pueda con la disidencia digital.