Defensores de Derechos Humanos en EEUU enfrentan histórica ola represiva del FBI

Rebelión
13/10/10

El Comité para Contrarrestar la Represión del FBI (Committee to Stop FBI, en inglés) acaba de lanzar desde Estados Unidos un llamamiento urgente a la solidaridad internacional para sumarse a una campaña en apoyo a los activistas de derechos humanos que son objeto de violentos ataques de la policía federal por su trabajo contra las intervenciones militares norteamericanas en el extranjero.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

El grupo recuerda, en su sitio web stopfbi.net, cómo el 24 de septiembre último, comandos del FBI intervinieron los domicilios de activistas, particularmente de quienes se solidarizan con las luchas en Palestina y Colombia. Las redadas de búsqueda de “sospechosos” y allanamiento de casas tuvieron lugar en Illinois, Minnesota, California, y Carolina del Norte.

Los activistas de Illinois, Minnesota y Michigan recibieron citaciones para comparecer ante la Corte, un método ampliamente utilizado por la policía para asustar a las personas que, si se niegan a declarar, pueden recibir sentencias de prisión.

Esto constituye “un abuso de poder del FBI claramente diseñado para crear un clima de miedo entre quienes se atreven a luchar por la paz y la justicia”, subraya el comité que defiende el derecho del ciudadano a desarrollar un labor de solidaridad internacional sin acoso.

El comité denuncia la “escalada de ataques” del FBI no solo contra militantes de los derechos humanos, sino también “contra las comunidades árabes y musulmanes y los inmigrantes en los Estados Unidos”.

“Es una continuación de la represión de la disidencia en los Estados Unidos desde el macartismo, del hostigamiento brutal de los movimientos populares de COINTELPRO, y, más recientemente, de activistas por la justicia ambiental”, señala el grupo al observar “una creciente ola de odio de la derecha”.

El comité hace un llamado a los militantes contra la guerra, a favor de los derechos humanos, “a los activistas de la solidaridad internacional, los activistas anti-racistas”, para actuar en solidaridad con los que están siendo el blanco de la represión policíaca, dirigiendo su denuncia a la Embajada de EEUU. en su país.

El 30 de septiembre último, la conocida comunicadora Amy Goodman, señaló en un comentario que en la madrugada del viernes 24 de septiembre, “agentes del FBI irrumpieron violentamente a punta de pistola en varios hogares de activistas contra la guerra, y pasaron horas requisándolos”.

El FBI “confiscó computadoras personales y portátiles, fotografías y otros efectos personales”, precisaba entonces al denunciar cómo las víctimas “recibieron citaciones para comparecer ante un gran jurado en Chicago”.

“Se trata del más reciente incidente en la actual ofensiva contra la disidencia en Estados Unidos, que persigue a activistas por la paz acusándolos de apoyar a “organizaciones terroristas extranjeras”, subrayaba.

Llama la atención como esta ola represiva del FBI en Estados Unidos no recibe la menor atención de las agencias de prensa internacionales.