Detienen a director de compañía que generó derrame de lodo tóxico en Hungría

TeleSUR
11/10/10

La policía húngara detuvo este lunes al director general de la compañía propietaria de la fábrica que originó el grave accidente químico, considerado la peor catástrofe de la historia europea y que causó ocho muertos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Su nombre es Zoltan Bakonyi y es el hijo de uno de los propietarios de la empresa, informó el ministerio del Interior.

La información se divulgó en medio de la construcción de un dique en la localidad húngara de Kolotar (oeste) para detener el derrame de lodo tóxico que se desató hace una semana, y se estima que pueda estar listo este lunes en horas de la noche, según informaron las autoridades que hacen frente a la tragedia.

"El nuevo dique está listo en un 70 por ciento", indicó a el jefe de los servicios contra las catástrofes en Hungría, Tibor Dobson.

La estructura se construye con el objetivo de evitar una nueva inundación del lodo tóxico, que ya ha afectado decenas de hectáreas en la región y ha dejado 8 fallecidos y 150 heridos.

"El dique no será de 400-500 metros de largo, contrariamente a lo que se anunció anteriormente, sino de unos mil 500 metros", añadió Dobson.

Precisó que mil 50 metros ya fueron construidos y que la estructura tendrá 30 metros de largo en su base y cuatro metros de altura.

Los 800 habitantes de Kolontar fueron evacuados el pasado sábado ante la amenaza de una nueva inundación tóxica. Estos ciudadanos serán informados este lunes si podrán regresar a sus hogares. En el lugar, sólo quedaron 24 habitantes que se negaron a abandonar sus viviendas.

El vertido de lodo rojo tóxico comenzó el pasado 4 de octubre, cuando el dique donde estaba el material se rompió por las fuertes lluvias.

El barro rojo, proveniente del depósito fisurado de la fábrica de aluminio de la empresa húngara MAL, se extendió a varios pueblos de los alrededores.

Por su parte, el responsable de la organización ecologista WWF-Adena en Hungría, Gabor Figeczky, aseguró que el accidente, cuyas causas aún se desconocen, es la peor catástrofe de Hungría.

Ésta es la "mayor catástrofe ecológica de la historia de Hungría", expresó Gabor Figeczky, pues explicó que la naturaleza tardará años en recuperarse.

Muchas personas han sufrido quemaduras e irritaciones en los ojos, por el plomo y otros elementos corrosivos que contiene el lodo. En algunos sitios, como en Devecser, a 150 kilómetros al este de la capital, el material rojizo alcanzó los dos metros de profundidad.

Cinco expertos de la Unión Europea (UE) están ya en Hungría con el fin de determinar el tipo de ayuda que necesita el país para enfrentar esta crisis.