Francia: hacia la huelga indefinida

En lucha/Rebelión
16/10/10


Antes del verano era Grecia, el 29-S fue el Estado español, y ahora Francia. La ola de recortes sociales por toda Europa está conllevando una ola de movilizaciones obreras y de convocatoria de huelgas generales. En Francia, la reforma de las pensiones del gobierno de Sarkozy, con la intención de alargar la edad de jubilación de 60 a 62 años, o de 65 a 67 para cobrar la totalidad de la pensión, ha desatado un movimiento de grandes proporciones.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Francia vive este martes la cuarta huelga general contra el recorte de las pensiones, la tercera en un mes. Igualmente, ya está convocada para el sábado una nueva jornada de movilización. Algunos de los principales sindicatos, viendo como las huelgas de un día no han tenido éxito, han decidido apretar las tuercas para conseguir que el gobierno dé marcha atrás. Y es que en Grecia se hicieron 7 huelgas generales en el primer semestre de 2010 sin conseguir frenar los ataques. Por esto es tan importante lo que vaya a suceder en Francia con la propuesta de los sindicatos de empezar en varios sectores una grève générale reconductible: una huelga general “reconducible”, o sea, indefinida. Esta propuesta ha salido por la iniciativa de las mismas bases de los sindicatos.

Este martes la huelga general ha vuelto a paralizar el país, con manifestaciones multitudinarias en más de 200 ciudades. Incluso hay una efervescencia en los estudiantes de institutos. Los conductores de trenes ya se encuentran en huelga indefinida desde el lunes. Los trabajadores del puerto petrolero de Fos-Lavera (el tercero mayor del mundo), en el sur de Francia, llevan 15 días de paro.

Por la tarde de este martes grupos de trabajadores de sectores clave como ferrocarriles, energía, metal, puertos y refinarías han votado dar continuidad a la huelga, hacerla reconductible.

Si los transportes y la energía continúan el paro, el impacto sobre el conjunto de la economía va a ser enorme. Las huelgas continuas hundieron en 1995 el plan Juppe, que ya atacaba las pensiones. Lo que está sucediendo en Francia muestra como la ofensiva de recortes sociales de los gobiernos europeos está desatando luchas de una magnitud que era difícilmente imaginable hace sólo un año. Para aquí en el Estado español vale la pena señalar el ejemplo de Francia para mostrar la capacidad de resistencia que tiene la clase trabajadora y la necesidad de un plan de luchas que vaya más allá de un día puntual de movilización.