EE.UU. pierde empleos

Página 12/Rebelión
10/10/10

14 millones sin trabajo

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos anunció ayer que la economía nacional perdió otros 95 mil empleos en septiembre último, una mala noticia para el gobierno cuando se acercan las elecciones de “medio término”, en noviembre, aun cuando el presidente, Barack Obama, le endilgó la culpa a la oposición republicana.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Según el informe del departamento laboral –el último sobre desocupación que se conocerá antes de los comicios del 2 de noviembre–, las planillas de empleo en el sector privado mantuvieron su tendencia “modesta” hacia el alza y añadieron 64.000 puestos. Sin embargo, una vez más, el licenciamiento previsto de 159 mil personas que trabajaron para el Censo 2010 volvió a poner las cifras en rojo y el índice de desempleo permaneció en un preocupante 9,6 por ciento.

En Estados Unidos, indicó el informe, sigue habiendo unos 14,8 millones de personas sin trabajo, la mayoría de ellas desempleadas a causa del duro golpe de la crisis financiera y la consecuente recesión. Como siempre, los afroamericanos y los hispanos figuraron entre los sectores que más sufren el desempleo, con índices del 16,1 y 12,4 por ciento, muy por encima de la tasa nacional y de la que afecta a los trabajadores blancos (8,7 por ciento).

Se trata de malas nuevas para los candidatos del Partido Demócrata, el del presidente Obama, que el 2 de noviembre, cuando se renueve la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, pondrán en juego la mayoría oficialista en los dos recintos. Por ello no asombró que el presidente haya adoptado hoy un tono de campaña cuando comentó el informe sobre el empleo.

De visita en la localidad de Bladensburg, en Maryland, a pocos kilómetros de Washington, Obama destacó que el aumento mensual de empleos en el sector privado es el “noveno consecutivo”. Esa tendencia positiva, agregó, se vio dañada por “los despidos en el gobierno federal y estaduales”, que afectaron a maestros y agentes de policía, entre otros sectores. “Esos despidos continuos podrían haber sido peores sin la ayuda federal”, dijo Obama.