La OLP reconocerá Israel como Estado judío a cambio de las fronteras de 1967

EFE
13/10/10

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) reconocerá Israel como Estado judío, si los americanos presentan un mapa israelí basado en las fronteras de 1967, incluido Jerusalén Este, aseguró hoy Yaser Abed Rabo, uno de sus principales dirigentes.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

"Queremos recibir un mapa del Estado de Israel que Israel quiere que aceptemos", declaró al diario israelí "Haaretz" Abde Rabo, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, integrante del equipo negociador palestino y asesor del presidente Mahmud Abás.

Si el mapa que presente "está basado en las fronteras de 1967 y no incluye ni nuestras casas ni nuestras tierras ni Jerusalén Este, estamos dispuestos a reconocer a Israel de acuerdo a la fórmula del gobierno de inmediato".

"Es importante para nosotros saber dónde están las fronteras de Israel y dónde las de Palestina. Estaremos de acuerdo con cualquier fórmula que presenten los americanos, incluso si nos piden que llamemos a Israel el 'Estado chino', siempre que recibamos a cambio las fronteras de 1967", añadió Abed Rabo.

El dirigente de la OLP recordó que los palestinos "han reconocido a Israel en el pasado, pero Israel no ha reconocido el Estado palestino".

Las declaraciones de Abed Rabo contradicen a lo asegurado ayer por el jefe de los negociadores palestinos, Saeb Erekat, quien afirmó que los palestinos nunca reconocerán a Israel como Estado judío.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, exige el reconocimiento de Israel como Estado judío a los palestinos a cambio de una nueva moratoria a la colonización en el territorio ocupado de Cisjordania, sin la que estos se niegan a retomar el diálogo directo de paz.

El liderazgo palestino rechaza reconocer a Israel como Estado judío al considerar que ya reconoció al país con su nombre oficial hace dos décadas, y que supondría adoptar la narrativa sionista, renunciar al derecho de retorno de los de refugiados palestinos y empeorar la situación de la minoría palestina con ciudadanía israelí, un quinto de la población del país.

La aceptación de Israel como Estado judío no fue una exigencia en anteriores acuerdos, mientras que la paralización de la actividad colonizadora es un compromiso adquirido por Israel al aceptar la Hoja de Ruta, el plan de paz presentado en 2003 por el Cuarteto de Madrid (EEUU, la UE, la ONU y Rusia), que exige su cese total en la primera de sus tres fases.

Israel decretó un cese parcial de diez meses en la edificación en las colonias que sólo se aplicaba al territorio ocupado de Cisjordania, no al de Jerusalén Este.

El proceso de paz se encuentra estancado desde que el 26 de septiembre concluyera dicha moratoria y el pasado viernes la Liga Árabe dio un mes de plazo a Washington para que encuentre una fórmula para revitalizarlo.