Ejército mexicano detiene a presunto líder del cártel de Los Zetas

TeleSUR
27/09/10

El Ejército de México arrestó en Cancún (sureste mexicano) al presunto líder del cártel de droga Los Zetas en esa entidad, José Angel Fernández de Lara Díaz, alias El Pelón , junto con tres integrantes de esa organización criminal, según informaron fuentes oficiales.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Fernández de Lara Díaz fue detenido el pasado 24 de septiembre junto con Jorge Alberto Contreras Hernández, alías El Gordo o el Conta, presunto responsable de las actividades administrativas y de contabilidad de Cancún, señaló la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Al momento de su detención se le incautaron tres armas largas, un millón 350 mil pesos (27 mil dólares aproximadamente), además de otros 36 mil dólares, computadoras, teléfonos celulares, cuatro vehículos y nóminas de pago de personas involucradas con el crimen organizado en Quintana Roo (sureste).

La Sedena indicó que El Pelón confesó ser parte de la organización de narcotraficantes Los Zetas.

Asimismo, Fernández de Lara Días dijo que el líder del grupo, Heriberto Lazcano, alías El Lazca, lo nombró responsable de las actividades de narcotráfico, trafico de indocumentados y secuestros en ese estado.

El narcotraficante admitió que Los Zetas se encargaban de extorsionar todo tipo de negocios como centros nocturnos, restaurantes, casinos, spas, así como a empresarios del turismo y hoteles.

Según las confesiones del detenido, las extorsiones por parte del grupo delictivo convirtieron a Cancún en una fuente de recursos que "son utilizados para cubrir los gastos de la guerra" que mantiene Los Zetas contra el cártel del Golfo en el noreste de México.

El pasado 31 de agosto, El Pelón ordenó incendiar el bar Castillo del Mar. La acción criminal fue perpetrada por uno de sus sicarios identificado con el alias de el Humm, por órdenes de Lucio Hernández Lechuga, el Lucky, jefe regional de Los Zetas.

El pasado 24 de agosto, ocurrió en el rancho de la localidad norteña de San Fernando, Tamaulipas, una masacre en donde murieron 72 inmigrantes latinoamericanos. Este crimen fue atribuido al cártel de Los Zetas, una de las organizaciones narcotraficantes que opera México desde hace varios años.

Desde el año 2006, las fuerzas federales mexicanas han detenido a 573 funcionarios por sus presuntos vínculos con el crimen organizado, de los cuales 373 pertenecían a organismos policiales municipales, otros 155 a cuerpos de seguridad estatales, mientras que 45 formaban parte de las filas de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Desde la llegada al poder del presidente mexicano, Felipe Calderón, México más de 28 mil han sido los muertos atribuidos al crimen organizado, cuyas diferentes facciones se enfrentan entre sí por el dominio del territorio.