Rafael Correa denuncia un "intento de golpe de estado"

Cadena Ser
30/09/10

Centenares de policías han tomado los exteriores de la Asamblea nacional, el aeropuerto de Quito y el presidente de Ecuador permanece retenido en un hospital tras haber resultado herido

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha acusado a la oposición de intentar derrocarle con un golpe de Estado y ha confirmado que está estudiando la posibilidad de disolver el Parlamento en medio de protestas policiales.El mandatario ha dicho que los manifestantes, a los que ha acusado de traición y conspiración, intentaron agredirlo y necesitó de atención médica.Un grupo de soldados ha tomado el control del principal aeropuerto de Quito y cientos de policías están protestando en las calles mientras el presidente estudia disolver el Congreso por el bloqueo a una ley de austeridad que alcanza a las fuerzas de seguridad.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Además, centenares de policías han tomado la Base Aérea de Quito y han ocupado el hangar donde se encontraba el avión presidencial para impedir su salida y como muestra de rechazo por la eliminación de incentivos profesionales aprobada por la Asamblea Nacional. Asimismo, el hangar donde se encuentra el helicóptero presidencial también ha sido bloqueado.

La intención de los manifestantes es no permitir la salida del presidente de la República, Rafael Correa, quien ha tenido que ser atendido tras resultar herido durante la protesta que están protagonizando los policías del país y a la que se han sumado posteriormente los soldados.

Intento de golpe de Estado

El Gobierno español ha hecho público un comunicado en el que condena el "intento de golpe de Estado" en Ecuador y en el que apoya la Democracia.

España ya ha puesto en marcha todo su maquinaria diplomática y el ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos ha dicho que "no tolerará ningún tipo o intento de golpe de Estado en Ecuador".

El presidente del país ha denunciado que los sucesos que está viviendo este jueves Ecuador suponen un "intento de golpe de Estado" por parte de la oposición y ha precisado que la sublevación de los policías y los militares es "una conspiración que se ha venido preparando desde hace tiempo".

"Es inadmisible que los llamados a mantener el orden público sean los que lancen bombas lacrimógenas a su presidente", ha señalado en sus primeras declaraciones públicas desde un hospital militar donde se encuentra tras haber sido agredido por los policías que se manifiestan contra su Gobierno. Según dijo, se encuentra "prácticamente secuestrado". Asimismo, Correa hizo un "llamamiento a la calma" a los ciudadanos y aseguró que está dispuesto a perder su vida, porque después de él "vendrá miles de correas más" y "miles de revolucionarios".

Reunión de urgencia

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá este jueves a las 14.30 hora de Washington (20.30 hora peninsular en España) para analizar la situación de tensión generada en Ecuador.

Los disturbios se iniciaron tras una manifestación de policías que reivindicaban la derogación de la Ley de Servicio Público, que busca homologar los sueldos de todos los funcionarios públicos restando, en algunos casos, ciertas bonificaciones.

Saqueos


Las ciudades de Quito y Guayaquil se han sumergido en el caos por la ola de actos vandálicos y saqueos que se han registrado en algunas zonas ante la ausencia de las fuerzas de seguridad en las calles, como consecuencia de las protestas que algunos sectores militares y de la Policía han protagonizado en todo el país.