Contraataque: Chávez reivindica su victoria y desafía a la oposición

IAR Noticias
28/09/10

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reivindicó el lunes que su partido obtuvo la mayoría de votos y escaños en las legislativas del domingo, e instó a la oposición, que entró con fuerza en el Parlamento, a convocar un referéndum revocatorio para sacarlo del poder.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Ellos dicen que son mayoría, que sacaron más votos y eso es mentira. Están como siempre manipulando (...) Les ganamos por voto nacional, por número de diputados y por calidad de diputados", declaró Chávez.

Según los datos oficiales, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ganó la mayoría absoluta, al lograr 98 escaños sobre un total de 165 de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral).

Sin embargo, el partido oficialista deberá ceder un importante espacio a la oposición, quien obtuvo 65 diputados y reivindica haber logrado un mayor número de votos. Además, el partido de izquierda Patria Para Todos (PPT) consiguió dos escaños.

Pero el mandatario destacó que el PSUV reunió 5.422.040 votos, mientras que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró 5.320.175. Quedarían en el aire unos 520.000 votos, pertenecientes en su mayoría al PPT, un partido distanciado del chavismo.

"Les reto, como dicen que son mayoría. Ya yo cumplí tres años de este periodo, tres años y medio y les hago un reto: convoquen a referéndum ya. ¿No son mayoría? Háganlo. ¿Por qué esperar dos años?", desafió el mandatario en su primera aparición pública después de los comicios.

Chávez, que asumió el poder en 1999, desea presentarse a las presidenciales de 2012 y conseguir un tercer mandato de seis años. Omnipresente en la campaña, el mandatario convirtió estos comicios en un plebiscito a su gestión. Sin embargo, el lunes aseguró que las elecciones celebradas el domingo "no tenían nada que ver con él".

"Chávez lleva casi 12 años poniendo a prueba su carisma. Él puso a girar toda la campaña a su alrededor y es muy difícil que no evalúe esta elección como una derrota personal", declaró el analista Alberto Barrera, coautor de la biografía 'Chávez sin uniforme', a la AFP.

El mandatario dijo en rueda de prensa que los resultados obtenidos "consolidan una mayoría absoluta" pese a no lograr el objetivo fijado, que eran 110 diputados o dos tercios de los escaños.

La oposición insiste en que las fuerzas no chavistas obtuvieron, reunidas, un total de 52% de los sufragios, pero en virtud de la ley electoral aprobada hace unos meses, la oposición pudo tener más votos pero un menor número de escaños.

"Un 52% de los electores ha dicho que el rumbo autoritario del gobierno no es el camino. Se acabó el miedo", se felicitó Ismael García, diputado reelegido por Podemos (izquierda, disidente del chavismo).

A partir del próximo enero, el PSUV tendrá que debatir con la oposición para aprobar leyes orgánicas o para lanzar una Asamblea Nacional Constituyente. Tampoco podrá aprobar sin negociación previa gastos del Ejecutivo ni nombrar a los responsables del resto de poderes públicos, como la Fiscalía o los jueces del Tribunal Supremo.

Al no lograr los tres quintos de los diputados, es decir 99, el PSUV tampoco podrá otorgar al presidente poderes excepcionales para legislar por encima del Parlamento, algo que ya ocurrió en esta legislatura.

"No queremos convertir la Asamblea Nacional en un ring de boxeo, sino en un lugar donde se debata, donde se discutan las leyes que tiene en mente el país", pidió el lunes Julio Borges, elegido diputado por la Mesa de la Unidad.

Desde 2005, la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) estaba controlada casi al 100% por el oficialismo, debido a que la oposición decidió no presentarse a los últimos comicios legislativos. Reunidos en la Mesa de Unidad Democrática, diversos partidos opositores socialdemócratas, liberales o de izquierda moderada dejaron de lado sus diferencias con el único fin de frenar a Chávez y ahora tendrán ante ellos el reto de mantener viva y fuerte esta coalición.

El lunes los gobiernos de Bolivia, España, Argentina y Colombia felicitaron a Venezuela. Mientras, el gobierno estadounidenses dijo confiar en que las elecciones sirvan para "profundizar el diálogo".