Merrill Lynch se une a debacle

BBC
18/01/08

El banco de inversión estadounidense, Merrill Lynch, se convirtió este jueves en la más reciente entidad financiera en anunciar grandes pérdidas derivadas de la confusión en el mercado de créditos hipotecarios de Estados Unidos.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Merrill Lynch dijo que sus pérdidas netas al finalizar el 2007 eran de US$7.800 millones.

La compañía es hasta ahora, la última entidad financiera estadounidense y europea en revelar las pérdidas vinculadas al mercado hipotecario en EE.UU.

En tales resultados están incluidos US$14.100 millones de declaraciones de pérdidas en inversiones relacionadas con las hipotecas "sub-prime".

Esta es la segunda pérdida trimestral de la compañía.

El antiguo presidente ejecutivo de Merrill Lynch, Stan O´Neal, dejó el cargo en octubre tras el pobre desempeño del banco de inversión.

El nuevo jefe, John Thain, indicó que "mientras el desempeño anual de la compañía es claramente inaceptable, durante las últimas semanas hemos fortalecido sustancialmente la liquidez y en el balance general".

Las pérdidas totales derivadas de la crisis de las hipotecas de alto riesgo de tipo "sub-prime" -admitidas por los principales bancos- excede ahora los US$100.000 millones.

Analistas indicaron que los inversionistas esperaban que el presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, pueda anunciar este jueves otro recorte de las tasas de interés.

Tragedia generalizada

A principios de esta semana, Citigroup y JP Morgan también anunciaron pérdidas debido a su exposición en el sector de créditos hipotecarios "sub-prime".

JP Morgan Chase indicó que sus ganancias durante los últimos tres meses de 2007 cayeron 34%.

El ingreso neto fue de US$2.970 millones en el trimestre que terminó en diciembre de 2007, una caída en comparación a los US$4.530 millones del año anterior.

El martes, Citigroup reportó una pérdida neta de US$9.830 millones durante el último trimestre de 2007 tras haber bajado el valor de sus inversiones en US$18.100 millones.

Los bancos intentan calcular a cuánto ascienden sus inversiones en activos que estarían respaldadas por las hipotecas "sub-prime", y por ello están registrando declaraciones de pérdidas masivas.

Tras los resultados anunciados, el analista de Brewin Dolphin Securities, Mark Durling, dijo que el anuncio de Merrill Lynch "es un choque para el sistema, están tratando de tener tanta transparencia como sea posible ante su exposición en el mercado hipotecario sub-prime".

"Están siendo ultraconservadores", añadió.

El mercado "sub-prime" se centra en proporcionar préstamos a aquellos con una historia crediticia pobre o limitada.

Durante el "boom" inmobiliario estadounidense, este mercado se expandió de manera significativa.

Sin embargo, una serie de aumentos en las tasas de interés durante un período de dos años provocó que muchos prestatarios de hipotecas "sub-prime" no pudieran pagar más las mensualidades, lo que a su vez los colocó en morosidad.