Lluvia golpea nuevamente a China; desalojan a 94.000 personas

AP/Yahoo
22/08/10

Inundaciones obligaron el desalojo de 94.000 personas en la ciudad portuaria de Dandong, en el noreste del país, después de que lluvias fuertes ocasionaron el desborde del río Yalu, dijo el domingo la prensa estatal.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Se espera más lluvia para la región, la cual es frontera con Corea del Norte, y que amenace con causar más inundaciones el domingo, reportó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Un funcionario de la oficina central de control de inundaciones en Dandong, quien sólo proporcionó su apellido, Cui, dijo que tres personas estaban desaparecidas.

El sábado, la fuerza del agua perforó un dique entre el río y una zona de desarrollo económico en Dandong, inundando muchos barrios. El nivel del río ha bajado desde entonces, pero sigue estando peligrosamente alto, indicó Xinhua, sin dar medidas específicas.

La agencia oficial de noticias de Corea del Norte dijo que lluvias torrenciales y aguas del desbordado río Yalu _o Amnok como es conocido en coreano_ inundaron casas, edificios públicos y tierra de cultivo en más de cinco villas cercanas a Sinuiju, ciudad ubicada frente a Dandong al otro lado de la frontera.

El reporte describió a Sinuiju y el área circundante como "severamente afectada" por la inundación y señaló que funcionarios, soldados y civiles están involucrados en labores de rescate. Indicó que han sido desalojadas al menos 5.150 personas y que residentes estaban trepando a techos o buscando refugio en cimas de colinas.

Mucho del comercio de Corea del Norte con el mundo pasa a través de Sinuiju, formando un lazó vital para este país aislado y económicamente atribulado.

Inundaciones de años previos han destruido cultivos y empujado a Corea del Norte a la pobreza, incrementando su dependencia en ayuda alimentaria internacional.

Para China, la inundación de Dandong es el desastre más reciente en la peor temporada de inundaciones de la nación en más de una década. Desprendimientos de tierra ocasionados por lluvias fuertes han sofocado comunidades en el oeste de China y causado la muerte de más de 2.500 personas.