Bolivia: El 44% de los niños sufre pobreza según un informe de la UNICEF

Argenpress/Rebelión
28/08/10

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó que el 44,4% de niños y adolescentes en Bolivia sufre pobreza o están en situación de riesgo y lo más alarmante se muestra en el área rural, donde el 90% de menores enfrenta la miseria.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Los datos alarmantes figuran en el informe del estado mundial de la infancia presentado este jueves por el representante adjunto de UNICEF, Ludwig Guendel, la coordinadora de la Organización de Naciones Unidas en Bolivia, Yoriko Yasukawa y el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, en coincidencia con los 20 años de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Los niños y adolescentes de Bolivia son cerca de 4,5 millones, un 47 por ciento de los casi 10 millones de habitantes del país, según el estudio de la UNICEF concluido a fines del 2009.

De acuerdo a los detalles del documento, dos millones de niños, dos de cada diez habitantes del país, viven en extrema pobreza, abandono o padecen violencia en Bolivia.

En consecuencia, sobre diez millones de habitantes en Bolivia hay dos millones de niños en situación de extrema pobreza, 800.000 trabajando en las calles, 6.000 sin hogar y 2.000 en cárceles porque sus padres cumplen condenas.

De forma global, unos 2,8 millones de niños y adolescentes pueden considerarse en situación de riesgo.

A su vez Yasukawa llamó la atención sobre el hecho de que en Bolivia, como en otros países de América Latina, la población vea como "normal" a niños mendigando o trabajando en las calles, cuando se trata de una consecuencia de las políticas que los Estados ponen en marcha.

El informe revela que dos de cada diez niños, niñas y adolescentes sufren violencia física, sexual o son víctimas de trata de personas, como "costo de la migración".

Según el representante adjunto de UNICEF en Bolivia, en el caso de los niños y niñas indígenas los datos "son más preocupantes" pues nueve de cada diez niños viven por debajo de la línea de la pobreza, es decir miseria.

En forma adicional, el trabajo infantil afecta al 28% de la población de niños entre los 5 a 12 años de edad.

"Actualmente se habla de más de 850.000 niños, niñas y adolescentes trabajadores en todo el país", según el estudio.

Guendel, al presentar el informe, declaró que "los derechos de la niñez constituyen una de las principales deudas sociales de la sociedad boliviana, toda vez que los niños representan un poco más de la mitad de la población".

"En la actualidad en ocho de cada 10 hogares se ejerce violencia contra niños, niñas y adolescentes y existe un 55 por ciento de probabilidad de que este grupo sufra violencia en los hogares", señala el trabajo de la UNICEF.

Pese a esos datos, el informe de UNICEF destaca que en Bolivia se registraron "importantes" avances en materia de promoción de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

En tanto que el Defensor del Pueblo agregó que 6.000 niños viven en las calles, 2.000 en las cárceles como acompañantes de sus padres o familiares, más de 32.000 en hogares estatales o privados, y dos de cada diez niños sufren maltrato o violencia en hogares y escuelas.

Esfuerzos del gobierno

El informe destaca además que en los últimos años en Bolivia hubo avances en salud, nutrición, educación, pero todavía "la pobreza, discriminación, la violencia, el maltrato, el trabajo infantil" son factores que violan los derechos del sector.

Por su parte Guendel dijo que esas políticas contribuyeron a que, entre 1994 y 2008, bajen los índices de la mortalidad de niños menores de un año en 44% y en 27% la mortalidad infantil.

En esa línea, destacó la implementación de programas como el seguro madre niño, el seguro básico de salud, el seguro materno infantil y la posibilidad de un seguro universal de salud.

"Se han impulsado iniciativas como el programa multisectorial de desnutrición cero, para menores de 5 años, el Bono Juana Azurduy que alcanza a 290.000 madres y recién nacidos y el Bono Juancito Pinto que alcanza a más de 1,7 millones de niños y niñas garantizando su permanencia en la escuela", resaltó.

Agregó que, entre 1992 y 2001, el acceso a la educación mejoró en todos los niveles porque se incrementó la cobertura de 75,7% a 88,4%.