Huelga indefinida de 1,3 millones de trabajadores del sector público en Sudáfrica

Viv Smith
Rebelión
28/08/10

Los servicios públicos se han visto paralizados por cerca de un millón de trabajadores del sector público de Sudáfrica, incluyendo cerca de 245.000 maestros, que se pusieron en huelga indefinida hoy (miércoles 18 de agosto) por sus salarios. Todo, desde las escuelas a las oficinas del Ministerio de Interior, los tribunales y los hospitales se han cerrado como medida de presión a favor de un aumento del 8,6 % de los salarios y un subsidio de vivienda de unos 100 euros por mes.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Los trabajadores ya habían ido a la huelga la semana pasada durante un día y miles de personas marcharon a través de Durban, Ciudad del Cabo y Pretoria para obligar al gobierno a reconsiderar su oferta.

El gobierno solicitó que no se iniciaran nuevas huelgas a la vez que reconsiderando su posición se adelantó con un aumento salarial del 7%, pero se negó a ceder en el subsidio de vivienda. Pero en un comunicado difundido ayer por la noche después de consultar a sus miembros en todo el país, el Congreso de Sindicatos Sudafricanos (COSATU), el sindicato de trabajadores del sector publico, dijo: "Hoy queremos anunciar que después de un proceso de consulta a nuestros miembros hemos rechazado por unanimidad la oferta. A partir de mañana, 18 de agosto de 2010, la huelga de los sindicatos del servicio público continuará hasta el momento en que los patronos se adhieran a las demandas de los trabajadores. Vamos a tener piquetes en todos los centros de trabajo y el 26 de agosto vamos a hacer manifestaciones masivas en todo el país, en sus nueve provincias. "

Nomusa Cembi, portavoz del sindicato de maestros SADTU, condenó las críticas de la huelga hechas por el presidente Jacob Zuma, afirmando: "el Gobierno tiene la responsabilidad de cumplir las demandas de los trabajadores, sin trivializarlas. La política macroeconómica actual es responsable de los bajos salarios en los servicios públicos. El programa incluirá una huelga total de cierre de las instituciones ".

El gobierno y los empresarios han criticado las huelgas y dicen que las demandas de las y los trabajadores superan con creces la tasa oficial de inflación, que fue del 4,2% a fines de junio de 2010. Pero el costo de las necesidades básicas de los trabajadores en relación con su nómina sigue siendo alto. La empresa estatal proveedora de electricidad, Eskom, recientemente anunció un aumento del 35% de sus tarifas, en Sudáfrica un 15% de la población –cerca de 2 millones de personas– viven en chabolas y un 48% de la población vive con menos de 30 euros al mes.

Mientras tanto, 31.000 trabajadores del sector de fabricación de automóviles continúan una huelga con reivindicaciones en sus condiciones laborales y salariales. Miles de trabajadores representados por el Sindicato Nacional de Trabajadores Metalúrgicos de Sudáfrica (NUMSA) están marchando a través de Pretoria, la capital del país, para entregar un memorando de demandas. La huelga ha paralizado, allá donde ha sido convocada, la producción de las fábricas de automóviles y de componentes.

Artículo publicado en Socialist Worker, periódico del Socialist Workers Party, organización hermana de En lucha/En lluita/Borrokan en Gran Bretaña.