Reino Unido: Informe advierte sobre cadena de atentados "terroristas islámicos"

IAR Noticias
27/08/10

Según un documento del Royal United Services Institute (RUSI), Reino Unido se enfrenta a una nueva de atentados "terroristas" procedentes de sectores radicalizados islámicos locales alimentados por el "resentimiento".

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Reino Unido se enfrenta a una nueva oleada de atentados por parte de extremistas locales escasamente entrenados pero muy motivados, a medida que la amenaza de Al Qaeda varía de los grandes ataques con bombas sofisticadas a acciones particulares, dijo el informe difundido el viernes.

Un cambio en las tácticas de Al Qaeda, la creciente radicalización de los musulmanes en prisión y una política exterior que "sirve para concentrar la alineación y el resentimiento", alimentan la amenaza, según el documento difundido el viernes.

El cambio en las tácticas los grupos grupo "terroristas", la creciente radicalización de los musulmanes en prisión y una política exterior que "sirve para concentrar la alienación y el resentimiento" están avivando esta amenaza, según el estudio del grupo de expertos Royal United Services Institute (RUSI).

"Se reúnen las condiciones para que se comenta una serie de atentados que podría comenzar en cualquier momento", según el informe, realizado entre otros por el director de RUSI, el profesor Michael Clarke, que ha asesorado al Gobierno británico en temas de seguridad.

"Las condiciones están todas ahí para una serie de ataques que podrían comenzar en cualquier momento", señaló el informe, co-escrito por el director del RUSI, profesor Michael Clarke, quien asesora al Gobierno británico en asuntos de seguridad.

Desde 2000 hubo 20 "complots islamistas" significativos contra Reino Unido, contabiliza el trabajo..

Sólo uno ha tenido éxito: en julio de 2005 cuatro jóvenes británicos pusieron bombas en el servicio de transportes londinense matando a 52 personas. Más de 230 personas han sido encarceladas por planificar atentados.

Reino Unido se encuentra en el nivel de amenaza "grave", el segundo mayor que existe, lo que significa que se considera altamente probable un atentado "terrorista," asegura el estudio de RUSI quien consigna que el país debe temer más que ninguna otra nación occidental el "terrorismo" en su territorio.

El informe indica que tanto el origen como la naturaleza de la amenaza han cambiado. En el pasado, "el núcleo de Al Qaeda" en la frontera entre Afganistán y Pakistán había sido el instigador de casi todos los planes de atentar en Reino Unido.

Ahora, otros grupos como Al Qaeda en la Península Arábiga, que asumió la responsabilidad por un fallido plan de detonar una bomba en un avión estadounidense el día de Navidad, se han involucrado más en las operaciones terroristas.

Según el documento, los líderes talibán están utilizando a individuos con entrenamiento básico y que se están centrando en grandes eventos deportivos y hoteles.

Mientras, los atacantes suicidas son más propensos a ejecutar asesinatos de personas específicas. "Finalmente, razonan, uno de ellos tendrá la suficiente suerte como para conducir con éxito un gran ataque contra objetivos de alto perfil en los países occidentales", expresó el informe.

Ahora, grupos como Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, en su sigla inglesa), que asumió la responsabilidad por un atentado fallido para volar un avión comercial estadounidense el día de Navidad, están fuertemente implicados, subraya.

Como ejemplo, el informe cita al clérigo de AQAP nacido en EEUU Anwar al-Awlaki, vinculado al Ejército estadounidense como psiquiatra que disparó contra 13 soldados en Fort Hood, Texas, en 2009, así como extremistas en Reino Unido.

El informe señala que los servicios de seguridad también se enfrentan a una creciente amenaza de un mayor número de musulmanes radicalizados en las cárceles británicas, que dijo que podrían genera unos 800 "radicales violentos potenciales" en la próxima década.

Por el momento, algunos de los condenados por su implicación en "complots terroristas" que habían recibido breves sentencias de prisión quedarán también en libertad y es muy probable que sigan comprometidos con sus causas.

"Los servicios de seguridad británicos son muy conscientes de la posibilidad de una ola de ataques individuales al azar contra objetivos diferentes", precisa el informe.

"Atentados en 'lugares multitudinarios' están en lo alto de los ránkings de riesgos de los gobiernos en los próximos cinco años", concluye.