Malvinas: Tiempo de definiciones para Argentina

Adn
17/10/10

El titular del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas visitó Tierra del Fuego. “Esto es muy importante para nuestra causa”, afirmó Jorge Argüello, embajador ante la ONU.
...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Saint Aimee, titular del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas fue acompañado en su visita a Tierra del Fuego por el embajador ante Naciones Unidas Jorge Argüello, quien dijo que esta serie de contactos que el diplomático realiza en el país “son muy importantes para la causa argentina. Tiene una visión muy clara de la cuestión y es un diplomático sabio, prudente, que sabe que debemos ser creativos para encontrar soluciones", expresó Argüello al término del encuentro con la gobernadora.

La gobernadora también destacó la visita y la consideró como "histórica", resaltando que Saint Aimee se reunió con el Observatorio Provincial de las Islas Malvinas, ex combatientes y numerosas personalidades vinculadas a la cuestión.

"Se cumplen 50 años de la Declaración de Naciones Unidas que creó el Comité de Descolonización y es un hecho histórico recibir a su presidente en Tierra del Fuego, la provincia que incluye a las Malvinas pero que aún no ejerce esa jurisdicción", afirmó Ríos.

A su vez Saint Aimee señaló que " es importante esta visita porque permite recolectar la mayor información posible, conocer los sentimientos, y todo aporta para la mejor actuación posible del Comité".

"Puedo leer cientos de documentos y resoluciones, pero nada iguala este contacto con la realidad", agregó el diplomático, quien también es representante de Santa Lucía ante las Naciones Unidas. Explicó que el proceso de descolonización "es lento y requiere paciencia, comprensión y cooperación" y advirtió que el Comité "no debe ser parte del problema: debe informarse bien del tema para elaborar propuestas para ambas partes, para resolver realmente el problema".

Sostuvo que la posición del Comité es la misma de la ONU, que invita a Argentina y Reino Unido a dialogar sobre la soberanía de las islas Malvinas, para encontrar una solución pacífica a la controversia.

Evitó opinar sobre los ejercicios militares británicos en las islas, como así también sobre las exploraciones hidrocarburíferas y mineras, y la explotación pesquera, porque consideró que "este es un proceso en el que debe continuar y una opinión no construye soluciones, agrega problemas". "Conozco lo sucedido pero no lo suficiente, debo reunir primero toda la información posible para tener una opinión formada e informada", señaló.