Desde el golpe de estado en Honduras, la pobreza ha aumentado en un 24%

20/10/10
Tercera Información

La dictadura inicialmente liderada por Roberto Micheletti y actualmente por Pepe Lobo está empobreciendo al país a marchas forzadas...Siga leyendo, haciendo click en el título...Los planes sociales que implementó el Presidente Constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, le llevó a reducir ampliamente la pobreza en su país, que retrocedió hasta el 36,2% en el año 2008, según los datos difundidos por el estado hondureño. Con el golpe de estado, la cantidad de personas que hoy son pobres ha aumentado enormemente.

Según en Instituto Nacional de Estadística (INE) de Honduras, en el último año 100 000 han pasado a ser pobres en lo que llevamos de 2010, alcanzado el 60%. El peor momento lo marcaron los primeros meses después del golpe cuando la inmensa mayoría de los ciudadanos de Honduras hicieron una Huelga General Permanente convocados por la resistencia, como presión para desalojar a los golpistas del poder.

Este incremento del 24% en poco más de un año se debe a la congelación de los sueldos por parte del dictador Pepe Lobo, quién además está sufriendo una Huelga General del magisterio por no pagar los salarios desde el golpe de estado. Además, el régimen que este lidera está dejando sin trabajo a los militantes y simpatizantes del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), además de quitar las ayudas que Zelaya dio para la gasolina, las matrículas escolares gratuitas, la atención sanitaria gratuita y las ayudas para recibir dinero a bajo interés para pagar las viviendas.

Además la dictadura hondureña ha echado para atrás la incipiente reforma agraria que impulsaba el gobierno de Zelaya, gracias a la cual los precios de los alimentos habían bajado, al permitir el acceso de miles de campesinos a las tierras. Las privatizaciones de los recursos naturales y de los bienes del estado están favoreciendo esta situación.

Según el INE hondureño la familia media del país centroamericano (5 miembros) puede mantenerse con 12.000 lempiras (643 dólares aproximadamente) y el salario mínimo que gana la mayoría de los trabajadores no supera las 5500 lempiras (295 dólares aproximadamente).