Cosas que caen del cielo: ranas, monedas, lluvias de colores y otras cosas extrañas

Sergio Parra
Genciencia
22/10/10

Del cielo se precipita tal variedad de cosas que uno, a poco que le eche imaginación, podría creer que entre las nubes existe una gran tómbola que continuamente está entregando premios. Todavía no han caído perritos pilotos, es cierto, pero sí lo han hecho otra clase de cosas, aunque no precisamente una botella de Coca Cola vacía como la que caía del cielo en la película de 1980 Los dioses deben de estar locos y que trastornaba la vida de los bosquimanos del Kalahari.
...Siga leyendo, haciendo click en el título...
En España, por ejemplo, fuimos víctimas de una lluvia bastante importante de hidrometeoros en el año 2000. A lo largo de ese año, cayeron más de 50 de estos bloques de hielo, rompiendo todo lo que se ponía a su paso. Por ejemplo, en un pueblo de Sevilla, Tocina, uno de estos bloques de 1,8 kilogramos destrozó un Fiat Tipo delante de varios testigos.

Estos trozos gigantes de hielo no proceden ni de naves, ni de aviones, aunque en muchas ocasiones se precipiten del cielo en días sin nubes tormentosas a la vista. El bloque de hielo más grande del que se tiene constancia en el mundo midió 17,8 centímetros de diámetro, casi el doble del tamaño de una pelota de tenis.

Una tarde de verano de 1969, los ventanales de una hostería de los Alpes alemanes próxima a Oberstdorf fueron literalmente hechos añicos por una lluvia de monedas antiguas, en especial rupias, maravedíes y piastras.