Aconsejan usar el manos libres para reducir la exposición a las emisiones del teléfono móvil

Salut
19/10/10

Las principales fuentes de exposición del público general a campos electromagnéticos son los teléfonos móviles, por este motivo expertos reunidos en el VI Congreso de Periodismo Sanitario aborda los nuevos riesgos en salud pública, celebrado en Oviedo, recomienda usar el manos libres para reducir la exposición a las emisiones.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


No obstante, el jefe de Sección de Bioelectromagnetismo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Alejandro Úbeda, ha explicado que, "aunque varios metaanálisis han aportado indicios de que usar el teléfono móvil durante más de diez años podría duplicar el riesgo de ser diagnosticado de determinados tumores cerebrales", las limitaciones inherentes a la metodología de una posible investigación "todavía no permiten saber con certeza si el uso repetido y prolongado del móvil es un factor de riesgo en el desarrollo de tumores cerebrales o de otro tipo de enfermedades".

El informe 'Electromagnetic Fields', publicado en junio de este año por el Eurobarometer de la Comisión Europea y al que ha hecho referencia este experto, muestra que el 67 por ciento de los europeos considera que las señales emitidas por las antenas de telefonía y los teléfonos pueden afectar en alguna medida a su salud y el 58 por ciento de la población considera que las autoridades no protegen suficientemente al público de los riesgos asociados a su exposición.

Úbeda, que ha hecho hincapié en la carencia de formación e información correcta y completa para determinar el verdadero impacto del uso del teléfono móvil, ha recordado que el Parlamento Europeo ha instado a la Comisión a que adopte urgentemente estrategias que incluyan la adecuación de los actuales límites de exposición.

Asimismo, ha manifestado la necesidad de desarrollar campañas que sensibilicen sobre su uso con recomendaciones como dar preferencia al uso del teléfono fijo; hacer llamadas cortas; optar por el envío de SMS; evitar el uso del teléfono en zonas de baja cobertura; optar por teléfonos de baja emisión; y alejar de la cabeza el teléfono durante el establecimiento de la comunicación.