Canadá acorrala al bisfenol A

Bitácora Médica
18/10/10

Canadá se ha convertido en el primer país del mundo que clasifica el bisfenol A, un compuesto químico que se utiliza en numerosos productos de consumo, como una sustancia química.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

Pese a la oposición de la industria química, un decreto ha añadido este compuesto a la lista de sustancias consideradas tóxicas en Canadá, según ha publicado el boletín oficial del país.

En 2009, Canadá ya fue la primera nación que prohibió la utilización de esta sustancia en la fabricación de biberones, una medida que después tomarían países como Francia o Dinamarca.

La decisión canadiense llega justo dos semanas después de que la Agencia europea de seguridad alimentaria asegurara que “no hay pruebas de los riesgos” del bisfenol.

“Una evaluación científica sobre el impacto de la exposición al bisfenol A revela que esta sustancia constituye un peligro para la salud humana y para el entorno”, asegura el documento publicado en el boletín oficial.

Por su parte, el Ministerio canadiense de la Salud considera que el bisfenol A produce efectos “serios” y “potencialmente irreversibles” sobre el “desarrollo del sistema nervioso central y el comportamiento”.

Leona Aglukkak, responsable de la cartera ministerial, ha declarado que Canadá es “el primer país que toma medidas firmes” contra el bisfenol.

El Bisphenol A (BPA) es un compuesto químico que se ha utilizado durante más de 50 años en la fabricación de plásticos y resinas.

El compuesto bisfenol-A (o BPA) es un producto químico que puede conllevar riesgos para la salud. Se emplea para la fabricación de muchísimos plásticos, latas de conserva… Y los biberones suelen contener este elemento en el policarbonato con que la mayoría están fabricados.

El peligro está en que cuando el biberón se calienta, el bisfenol-A desprende partículas que pasan al alimento, con lo cual penetran en el sistema digestivo. Si el biberón se usa para dar agua sin calentar, no habría problema.

Esta sustancia se ha asociado con un aumento del riesgo de cáncer de próstata y mama, anomalías en la reproducción y pubertad precoz. Estos efectos se han observado en estudios en animales, por lo que no hay un consenso sobre su repercusión en los humanos.

En 2009, Canadá ya fue la primera nación que prohibió la utilización de esta sustancia en la fabricación de biberones, una medida que después tomarían países como Francia o Dinamarca.

“Los bisfenoles, entre los cuales el que más preocupación ha generado es el bisfenol A, han sido vastamente usados por la industria. Los bisfenoles (A, F, A-F, S, C,…) son un grupo de sustancias empleadas en los más diversos usos: resinas epoxi, policarbonatos, aditivo en resinas acrílicas y vinílicas, aditivo en caucho sintético, tintas, tonners,… (Olea N. CONAMA. Madrid 2004)
Desde los DVDs o los CDs a los recubrimientos interiores de latas, empastes dentarios, pasando por equipos eléctricos y electrónicos, automóviles, envases de comida y bebida (tales como biberones infantiles), tapones, equipos médicos,… Así mismo, se ha usado el bisfenol A como aditivo en otros plásticos diferentes del policarbonato. Está, pues, por doquier. Es un ejemplo insuperable de cómo los sustancias que pueden tener efectos tóxicos pueden viajar en los objetos cotidianos. Y no como una parte mínima de tales objetos, sino integrando buena parte de su composición total. Ya que el policarbonato, también conocido como policarbonato de bisfenol A, uno de los plásticos actualmente más utilizados en la sociedad occidental, es en su mayoría puro bisfenol A . La elaboración básica parte del bisfenol A y del fosgeno, sustancia ésta muy conocida por su uso en la Primera Guerra Mundial.”….” Por su uso tan generalizado no ha de extrañar, pues, que sea un contaminante muy generalizado en el interior de los cuerpos humanos. Ha sido detectado en el 93% de los americanos analizados”.

A pesar de estos resultados, tanto la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) como la FDA (Agencia Estadounidense del medicamento) consideran que el bisfenol A es seguro, aunque volverán a revisar sus conclusiones tras conocer los estudios mostrados. Por cierto, conviene mencionar que desde el año 1930 se sospecha que el bisfenol A utilizado en los productos de consumo es peligroso para la salud humana, demasiados años mareando a la perdiz.

Varios investigadores estadounidenses indican que la FDA ignora los evidentes resultados de los estudios, ¿tendrán algo que ver los grandes intereses económicos que se encuentran de por medio?, recordemos que esta sustancia se emplea en múltiples productos.

Es muy lamentable que existan tantos materiales tóxicos y no haya regulaciones para los mismos. Especialmente cuando se trata de proteger a seres más sensibles o con menos defensas como los bebés y niños. Al menos se puede decir que Canadá es el primer país en enfrentarse y prohibir el uso de bisfenol A y defender la salud de su pueblo .

Fuentes: elmunso.es/wordpress.com/toxicos-y-salud/sustancias-conflictivas/bisfenol-a/