Imágenes de Hartley 2

Neofronteras
06/11/10


La misión EPOXI consigue buenas fotos y datos del cometa Hartley 2.

La reutilización de sondas espaciales parece ser una buena idea. La sonda Deep Impact, que fue redirigida después de su alcanzan su objetivo para el que fue concebida, ha enviado fotos espectaculares del cometa Hartley 2. La nueva misión ha sido rebautizada EPOXI.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Núcleo del cometa Hartley 2. Se pueden apreciar los chorros de gas arrastrando polvo cometario. (mosaico fotográfico). Fuente:NASA.

La sonda pasó a sólo 700 kilómetros del núcleo del cometa el pasado día 4 de noviembre, cuando ambos se encontraban a 37 millones de kilómetros de la Tierra.

Deep Impact consiguió lanzar un proyectil el 4 de julio de 2005 sobre el cometa Tempel 1, un evento que fue cubierto en los primeros tiempos de este sitio web. La NASA decidió extender la misión hacia otros objetivos, como la observación de exoplanetas (Extrasolar Planet Observations and Characterization o EPOCh) y la investigación de otros cometas (Deep Impact Extended Investigation o DIXI). De la unión de EPOCh y DIXI viene el nombre de EPOXI. Además, desde entonces ha investigado los planetas de nuestro sistema solar, como por ejemplo la posibilidad de agua en Marte.

Este nuevo resultado nos ayudará a entender el origen de nuestro sistema solar, porque los cometas portan parte del material primordial que lo formó.

De momento no hay muchos datos, excepto unas magníficas fotos en las que se ven los chorros de gas que arrastran el polvo cometario. Como ya sabemos, los cometas son bolas de nieve sucia que cuando se acercan al Sistema Solar Interior sufren una sublimación del hielo que portan debido al calor de la luz del Sol, esto provoca una atmósfera (o coma) que es arrastrada por el viento solar debido a la escasa gravedad del núcleo cometario (este cometa, por ejemplo, tiene un núcleo que mide sólo 2 km de largo). Con el tiempo y reiteradas visitas a las cercanías del Sol se van acumulando rocas y polvo que dan a la superficie del núcleo cometario su característico color oscuro.

Con esta misión la NASA se apunta otro tanto, sobre todo por el escaso coste de la misma.