Hierba de San Juan, un arma contra la depresión

Cuarentonassa
19/08/10

Algunas plantas han tenido desde tiempos inmemoriales una fama que trascendía a sus efectos sobre la salud. Descubra qué hay detrás de su nombre legendario.

La planta contiene una sustancia química llamada hypericin o hipérico , que podría tener efectos favorables como remedio alternativo contra la depresión, y además, en estudios de laboratorio demostró que tiene la capacidad de frenar la reproducción del virus VIH.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


En Alemania psiquiatras y médicos clínicos prescriben esta hierba con mayor frecuencia de lo que recetan el Prozac como antidepresivo.

MODO DE ACCIÓN:

Se reconoce desde hace mucho tiempo, que la patología depresiva deriva de cambios en los niveles de concentración de ciertos químicos presentes en las neuronas cerebrales, llamados neuro-transmisores, los cuales transportan señales de una célula a otra.

Uno de los principales neuro-transmisores responsables del estado de ánimo, es la Serotonina. Algunas drogas antidepresivas regulan el ánimo ejerciendo control sobre el mecanismo productor de serotonina, de maneras variadas. Se sabe que las moléculas de este transmisor, se rompen en el interior de las neuronas bajo el efecto de ciertas enzimas. Una teoría, dice que el Hypericin trabaja bloqueando la actividad de esas enzimas, manteniendo así un alto nivel de aporte de serotonina. También podría afirmarse que el hypericin fomenta la habilidad de los nervios para transportar señales a través de la corteza cerebral. Algunos investigadores piensan que el ingrediente activo no es precisamente el hypericin sino algún otro componente de la planta, denominado flavonoide.

¿SERÁ REALMENTE ÚTIL?

En los últimos años, un gran número de trabajos científicos se ocuparon de la cuestión de si realmente la hierba de San Juan es un efectivo y no tóxico tratamiento contra los grados leves y moderados de depresión.

Una presentación hecha por Linde y colaboradores, en la revisión de veintitrés estudios publicados, muchos de ellos en Alemania, que incluyen a más de 1500 pacientes tratados con la hierba, concluye que fue claramente más eficaz que el placebo ( doble ciego ).Desde 1997, el National Institutes of Health Center of Complementary and Alternative Medicine, viene realizando estudios comparativos entre la hierba de San Juan, placebos y antidepresivos standard para evaluar la verdadera eficacia de la planta. Casi el 70% de los pacientes que ingirieron el extracto de la planta, reportaron mejoría anímica considerable, en especial después de varias semanas de tratamiento, prácticamente el mismo porcentaje de los que recibieron drogas antidepresivas.

Los efectos colaterales producidos por el vegetal afectaron al 25% de los pacientes, comparado con el 35% de efectos indeseados ocasionados por los antidepresivos.

Uno de los principales efectos indeseables, es el de volver al consumidor anormalmente sensible a la luz. En cantidades excesivas se vuelve peligrosa para la salud.

No hay aún datos precisos referidos a casos de depresiones severas, pero quedan pendientes los resultados de la investigación auspiciada por el National Institute of Health de USA.

Botánica Mágica:

En la época medieval, el 23 y 24 de Junio ( víspera y Día de San Juan respectivamente), se efectuaban en Europa las tradicionales “fiestas de las Hogueras”, donde la población bailaba llevando en sus cabezas guirnaldas hechas con esta planta, las que arrojaban al fuego, solicitando buenas cosechas y un ganado sano y productivo. Luego de apagado el fuego, recogían los restos de esas guirnaldas para arrojarlas sobre los tejados y obtener así protección contra los rayos, las tormentas destructivas y contra los maleficios, y se colgaba de puertas y ventanas para alejar a los demonios y a los espíritus de los muertos ( esto último ya lo hacían los antiguos asirios, que la llamaban piri ).La Hierba de San Juan se utilizaba también como “amuleto” contra las brujerías, y se ataba a las patas de las cunas para “prevenir el cambio de bebés”.

Otra costumbre muy difundida hasta bien entrado el siglo XX, consistía en que las mujeres llevaran un poco de esta Hierba bajo sus ropas interiores para evitar las violaciones. Los soldados de las guerrillas balcánicas frotaban los cañones de sus armas con la savia de la planta, para garantizar una buena puntería.

Las hordas bárbaras que deambulaban por la Europa Oriental la consagraron a Balder (representante de los poderes de la oscuridad y el inframundo ) y por eso la recién formada Iglesia Cristiana la dedico a San Juan Bautista asegurando que la planta habia surgido de las gotas de sangre del santo y que sus hojas lloraban sangre en el aniversario de la decapitación del mismo.

Referencias

Meyer,G.G., Kenneth Blum & John G Cull, Folk Medicine and Herbal Healing(1981).

Tyler, Varro E., The Therapeutic Uses of Phytomedicinals, (1994).

Scarborough John., Folklore and Folk Medicines, Amer. Inst. Hist. Pharm. (1987).