Miles de indonesios huyen ante la tercera erupción del volcán Sinabung

EFE/Google
03/09/10

La tercera erupción en una semana del volcán Monte Sinabung, que ha permanecido dormido los últimos 400 años, provocó hoy que miles de indonesios volvieran a los centros de evacuación en el norte de la isla de Sumatra, informó el Centro de Vulcanología de Indonesia.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...

El volcán, en cuya falda se asienta una veintena de aldeas, lanzó a primera hora de la mañana una potente columna de ceniza incandescente y humo de 3 kilómetros de alto y causó un temblor que se pudo sentir en un radio de 8 kilómetros.

Los pasados domingo y lunes, el Monte Sinabung entró en erupción por primera y segunda vez, lo que obligó a la evacuación de unos 30.000 campesinos, quemó decenas de bosques y campos de cultivo y cubrió la zona con una espesa capa de ceniza.

Muchos volvieron a sus a sus hogares los siguientes días, pese a que el Centro de Vulcanología mantenía la alerta.

Algunos residentes explicaron a las televisiones locales que esta tercera erupción ha sido la más violenta hasta el momento.

Los expertos reconocen que la actividad del Sinabung les ha cogido desprevenidos porque disponen de un patrón del comportamiento del volcán, cuya última erupción registrada es del año 1600.

"Recomendamos a los residentes que permanezcan en los campos para evacuados hasta que haya nuevas noticias", dijo a la cadena MetroTV el jefe del centro de Vulcanología, Surono, que como muchos indonesios tiene sólo un nombre.

Indonesia, que se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, un área de gran actividad sísmica y volcánica, alberga más de 400 volcanes, de los que al menos 129 continúan activos y 65 están calificados como peligrosos.

En 1815, la erupción del Monte Tambora sepultó con un manto de cenizas, lava y rocas a 88.000 personas en la isla de Sumbawa, situada al sur de Indonesia.

El volcán Krakatoa, entre las islas de Java y Sumatra, causó la muerte a más de 36.000 personas al entrar en erupción y provocar un tsunami en 1883.