La misteriosa forma de un cráter de Marte deja perplejos a los científicos

ABC.es
31/08/10

La misteriosa forma de un cráter de Marte deja perplejos a los científicos
Con una alargada silueta, distinta a otros agujeros del planeta, los investigadores son incapaces de explicar su origen.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Orcus Patera es un enigmático cráter situado cerca del ecuador de Marte cuyos orígenes los científicos no acaban de esclarecer. Su alargada forma de ballena, que lo hace único, resulta un misterio que ni la lógica ni los conocimientos de astrogeología han podido resolver. Una nueva imagen de la sonda de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) Mars Express, muestra la rara depresión con una claridad sin precedentes.

El cráter Orcus Patera

Ubicado entre los volcanes marcianos de Elysium Mons y Monte Olimpo, este cráter bien definido tiene unas dimensiones más que considerables, 380 por 140 kilómetros, con un borde que se eleva hasta 1.800 metros sobre la llanura circundante, mientras su fondo se sitúa entre 400 y 600 metros por debajo del terreno circundante. Aunque el término «patera» se utiliza para los cráteres de origen volcánico de forma irregular y profunda, su nombre es engañoso, ya que los científicos no pueden explicarse cómo fue creado.

Aparte del vulcanismo, los investigadores barajan otros posibles orígenes. Una gran roca espacial, un asteroide o un cometa, pudo impactar en la superficie del Planeta rojo y dejar el agujero como su violenta huella. Si fuera así, sus formas originales habrían sido redondas y, posteriormente, se habrían deformado por fuerzas de compresión. Otra alternativa es que podría haberse formado después de la erosión de unos cráteres de impacto -provocados también por objetos espaciales- que se encontraran alineados.

Impacto oblicuo

Sin embargo, la explicación más probable que sopesan los astrónomos es que fue creado por un impacto oblicuo, cuando un pequeño cuerpo golpeó la superficie en un ángulo muy poco profundo, tal vez menos de cinco grados desde la horizontal. Es posible, pero, de momento, nadie ha podido confirmarlo.

El cráter también muestra las marcas de las fuerzas tectónicas, como crestas sinuosas, arrugas y otros fenómenos geológicos que no tienen que ver con su origen, ya que se pueden encontrar en todo el planeta.