Deslaves agravan preocupación volcánica en Indonesia

Prensa Latina
02/09/10

Las lluvias remanentes del monsón han matado a cuatro personas en los últimos días, para agravar un panorama de inseguridad generalizado tras el despertar del volcán Sinabung.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Los deslaves han sepultado parcialmente el distrito de Banyunas, donde amen de los cuatro muertos hay un niño desaparecido, cuyo eventual rescate se dificulta porque los aguaceros persisten.

Mientras, en la isla de Sumatra miles de aldeanos regresan a sus viviendas bajo una nube de cenizas, pese a la advertencia oficial sobre una erupción más potente del Sinabung.

Algunos prefieren ya respirar humo en vez del aire enrarecido de refugios sobresaturados, donde las condiciones de hacinamiento ya mataron de un infarto a un evacuado y por asfixia a otro.

Las autoridades no pueden impedir el retorno a casa de unas seis mil personas hastiadas de albergues, mezquitas e iglesias, y rodean un volcán bastante subestimado entre los 129 activos de Indonesia.

Sin embargo, por encontrarse Sumatra en la unión de las placas tectónicas de Eurasia y el Pacífico, los científicos estiman que el Sinabung tiene un alarmante potencial destructivo.

Tras cuatro siglos inactivo su erupción sorprendió a los vulcanólogos, lanzando cenizas a varios kilómetros y afectando la navegación aérea.

Enclavada en el Cinturón de Fuego del Pacífico, Indonesia sufre miles de sacudidas sísmicas al año, y las explosiones de los montes Tambora y Krakatoa son las peores en la historia de la vulcanología.

La erupción del Tambora en 1815 mató a unas 88 mil personas al sepultar la isla Sumbawa, y el estallido del Krakatoa en 1883 fue escuchado a tres mil 200 kilómetros, oscureciendo la región durante meses y provocando un tsunami que dejó 36 mil muertos.