FBI acusa a seis personas de someter a 400 tailandeses a trabajos forzados

La Tercera / AP
03/09/2010

Los acusados, que enfrentan condenas de hasta 70 años de cárcel, están implicados en el que sería caso de tráfico de personas más grande de EEUU.

El FBI acusó el jueves a seis personas de engañar a 400 tailandeses para llevarlos a Estados Unidos y forzarlos a trabajar, en lo que describió como el caso de tráfico de personas más grande de la historia de Estados Unidos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...
La acusación asegura que cuatro empleados de la compañía de búsqueda de personal Global Horizons Manpower y dos reclutadores situados en Tailandia hicieron promesas falsas de empleos lucrativos a los trabajadores tailandeses para luego quedarse con sus pasaportes, amenazarlos con la deportación e incumplir los contratos laborales.

Una vez que los empleados tailandeses llegaron a Estados Unidos, a partir de mayo de 2004, eran mandados a trabajar a diferentes sitios en diversos estados, incluidos Hawai, Washington, California, Colorado, Florida, Kentucky, Massachusetts, Nueva York, Ohio, Carolina del Sur, Tenesí, Texas y Utah, dijeron abogados y activistas.

Muchos trabajadores fueron llevados a granjas de Hawai y Washington donde las condiciones laborales eran las peores, dijo Chancee Martorell, director ejecutivo del Centro de Desarrollo Comunitario Tailandés de Los Angeles, que representa a 263 tailandeses llevados a Estados Unidos por Global Horizons.

Una mujer que respondió el teléfono en la oficina de Global Horizons en Los Angeles se negó a tomar un mensaje en busca de declaraciones.

Entre los seis acusados están el presidente de Global Horizons, Mordechai Orian, de 45 años; el director de relaciones internacionales, Pranee Tubchumpol, de 44; el supervisor regional en Hawai, Shane Germann, 41, y el supervisor de campo Sam Wongsesanit, 39. Los reclutadores tailandeses fueron identificados como Ratawan Chunharutai y Podjanee Sinchai.

Los acusados enfrentan posibles condenas de cinco a 70 años de cárcel, según el Departamento de Justicia.

Dos de los sospechosos fueron arrestados el jueves en Los Angeles y Fargo, Dakota del Norte, y otros dos se entregarían pronto, dijo el FBI. Estados Unidos buscará la ayuda del gobierno tailandés para capturar a los restantes.