El Efecto Mariposa: Nuevo Crop Circle

Señales de los Tiempos
20/07/07



Lucy Pringle
Cropcircle Connector
"Efecto Mariposa"

Este círculo de las cosechas tiene un doble interés para nosotros. Primeramente, es un símbolo de gran inspiración para nuestro blog. Y en segundo lugar, nos recuerda este efecto tan misterioso como ejemplo de los tantos fenómenos difíciles de descifrar en la realidad en que vivimos.

Vayamos por pasos:

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Varios de ustedes ya conocerán seguramente su significado. Veamos una pequeña definición de Wikipedia, y cómo se aplica a nuestra labor:

El "efecto mariposa" es un concepto que hace referencia la noción de sensibilidad a las condiciones iniciales de la teoría del caos. Su nombre proviene de un antiguo proverbio chino: “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. La idea es que, dadas unas condiciones iniciales de un determinado sistema natural, la más mínima variación en ellas puede provocar que el sistema evolucione en formas totalmente diferentes. Sucediendo así que, una pequeña causa inicial, mediante un proceso de
amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande.

[...]

Esta interrelación de causa-efecto se da en todos los eventos de la vida. Un pequeño cambio puede generar grandes resultados o poéticamente: "el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tormenta en Nueva York".

La consecuencia práctica del efecto mariposa es que en sistemas complejos tales como el estado del tiempo o la bolsa de valores es muy difícil predecir con seguridad en un mediano rango de tiempo. Los modelos finitos que tratan de simular estos sistemas necesariamente descartan información acerca del sistema y los eventos asociados a él. Estos errores son magnificados en cada unidad de tiempo simulada hasta que el error resultante llega a exceder el ciento por ciento."

Desde el comienzo de este espacio, nos preguntamos si valía la pena difundir información. Si los pedacitos de verdad que fuéramos encontrando irían a servir para que este mundo lleno de sufrimiento y oscuridad recibiera un rayito de luz. Todavía no lo sabemos. Y es muy frustrante ver lo que está ocuriendo a nuestro alrededor y la poca influencia palpable que podemos llegar a tener.

PERO (siempre hay un "pero", si se lo busca bien:-): Es justamente el principio del efecto mariposa lo que nos mantiene a flote. Observamos el trabajo admirable de Signs of the Times, de Laura Knight-Jadzyk y su marido Arkadiusz Jadczyk, y la riqueza de información que ellos inspiraron. También vemos más y más blogs intentando quitar el velo de las mentiras. De a poquito se va armando un rompecabezas. No tenemos todas las piezas, ni pretendemos hacerlo. Pero sí confiamos en que compartiendo conocimiento, por más pequeño que sea, mucha gente puede salir beneficiada, así como nosotros. El conocimiento también puede tener este efecto mariposa. ¿Y quién sabe? Quizás algún día la palabras de hoy puedan ser una ayuda en el mañana. Quizás nuestros líderes patócratas, embriagados de sus ansias de poder, no estén teniendo en cuenta la mínima esperanza del incremento de consciencia en la gente. Tal vez algún día más personas estén dispuestas a ver la verdad detrás de los medios y el gobierno, y a decir NO.

No lo sabemos, pero preferimos dar alas a esta mariposa, con la esperanza de que quienes quieran recibir esta información nos ayuden a seguir con la cadena, y que seamos capaces de lograr algún efecto.

El futuro está abierto, y aunque tengamos una sola vida para intentarlo, creemos que vale la pena la lucha. Esta realidad nos oprime demasiado, y no somos nadie. No tenemos nada que perder. Sólo queremos aprender a ver la verdad, trabajando en red, y poniéndola a disposición de quienes quieran recibirla. Siempre serán hipótesis de trabajo, y estamos dispuestos a rever todo, a medida de que lleguen nuevos datos. ¡Aprender es divertido!

Bueno, ahora pasemos a los círculos de las cosechas. Existen fenómenos muy difíciles de explicar en esta realidad, lo cual puede ser indicativo de lo insignificante que el Hombre es dentro del Universo. Y como sucede con todo lo auténtico, el sistema se encarga de hacerlo pasar por mentira, o chiste. En el blog Paren el Ruido, encontrarán una serie imperdible acerca de los círculos de la cosechas.
Parte I
Parte II
Parte III

La sociedad de hoy en día prefiere creer que lo domina todo, que nuestra tecnología es la más avanzada, que podemos decidir el destino del Planeta. Nos da miedo pensar que no poseemos el control.

Nuestro equipo de investigación, siguiendo el ejemplo de las personas citadas más arriba, cada día se vuelve más consciente de que esta realidad es un engaño gigante. Que no controlamos NADA, ni siquiera nuestros pensamientos y sentimientos. Es muy difícil reconocerlo visceralmente, pero sólo cuando uno lo logra es capaz de comenzar a distinguir los momentos ínfimos de verdad. Únicamente con conocimiento se puede llegar a lograr más autenticidad. Y no es fácil. Pero es ese mismo conocimiento, el que puede cambiar el futuro y protegernos de tanto engaño por parte de los psicópatas que nos dominan.

Esperamos que este blog sirva de inspiración a quienes estés buscando respuestas como nosotros. En esta página encontrarán otras. O eso esperamos, al menos.



¡Gracias por leernos!

3 comentarios:

Scott Ryan dijo...

nice flower

Anónimo dijo...

Muy buena editorial. Captura la esencia del símbolo y lo explica hermosamente, vinculándolo con la esperanza que todos deberíamos tener de que sí vale la pena hacer un esfuerzo, por pequeño que sea, para crear un cambio. ¡Bravo!

¡Muchas gracias por esto! A seguir luchando.

Atte.

Un gran admirador 'venezolano'. ;-)

pelado1961 dijo...

Te comento algo (que tal vez ya sepas): el "puntapie inicial" a la Teoría del Caos fue dado por un simple meteorólogo.
No fue hasta mucho después que los matemáticos la "vistieron" y sospecho que en la actualidad está mucho más desarrollada de lo que nos quieren hacer creer.
Un gran saludo y te invito a visitar mi blog:
http://el-area-51.blogspot.com