Las empresas Siemens y General Motors anuncian el despido de miles de trabajadores

Agencias/inSurGente.org
08/07/08

El grupo alemán de tecnología e ingeniería Siemens eliminará 16.750 empleos en todo el mundo con el objetivo de reducir los costes en las áreas de ventas y administración en el actual entorno de desaceleración económica, según anunció hoy el presidente y consejero delegado de la compañía, Peter Loscher. Por su parte, el consorcio automovilístico GM, uno de los mayores empleadores de EE.UU., recortará miles de empleos para hacer frente a la caída en las ventas y a su falta de liquidez y que podría vender varias de las ocho marcas que ahora mismo tiene funcionando. El nuevo recorte de empleo, que será aprobado previsiblemente en la reunión del consejo de administración que se celebrará a principios de agosto, se sumará a la supresión de más de 35.000 puestos de trabajo que actualmente ejecuta la compañía.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Siemens

En concreto, Siemens explicó que eliminará 5.250 empleos en Alemania, mientras que 5.150 puestos de trabajo serán suprimidos en el resto de Europa. Asimismo, la compañía alemana prevé suprimir 6.350 empleos en el resto del mundo.

En este sentido, la compañía indicó que en este momento se están estableciendo contactos con los representantes de los trabajadores por lo que no podía precisar cómo afectarán estos recortes a ninguna localización europea en concreto.

El pasado 24 de junio, Peter Löscher, había adelantado en una conferencia en Londres que la compañía se ha propuesto recortar costes por importe de 1.200 millones hasta 2010.

"La velocidad a la que el negocio está cambiando en todo el mundo se ha incrementado considerablemente y estamos orientado a Siemens de acuerdo con ello", dijo Loscher.

Por su parte, el responsable de personal de Siemens, Siegfried Russwurm, indicó que la compañía pretende iniciar "rapidamente" las negociaciones con los representantes de los trabajadores para poder realizar los recortes de la manera socialmente más responsable que sea posible para lo que se tendrán en cuenta todas las posibilidades a disposición de Siemens, incluyendo posibles prejubilaciones.

"Sólo como último recurso se finalizarán contratos por razones operativas", precisó Russwurm.

La compañía alemana explicó en rueda de prensa que se enfrenta al desafío de la caída de precios en el mercado al mismo tiempo que los costes de producción en Europa son "demasiado elevados". Asimismo, apuntó que la empresa pretende alcanzar un crecimiento sostenido del margen de beneficios de entre el 5% y el 7%.

Siemens ganó 412 millones de euros en su segundo trimestre fiscal, un 67,2% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que su cifra de negocio alcanzó los 18.094 millones de euros, un 1% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando ingresó 18.001 millones de euros.

General Motors

Si la semana pasada ya fue 'horribilis' para General Motors (GM), primer grupo automovilístico de Estados Unidos, no parece que le vayan a ir mucho mejor las cosas en ésta que empieza, ya que ayer lunes los mercados y la opinión pública tuvieron que desayunar con la noticia de que el consorcio automovilístico, uno de los mayores empleadores de EE.UU., recortará miles de empleos para hacer frente a la caída en las ventas y a su falta de liquidez y que podría vender varias de las ocho marcas que ahora mismo tiene funcionando.

El nuevo recorte de empleo, que será aprobado previsiblemente en la reunión del consejo de administración que se celebrará a principios de agosto, se sumará a la supresión de más de 35.000 puestos de trabajo que actualmente ejecuta la compañía.

La noticia, hecha pública por el diario económico neoyorkino 'The Wall Street Journal', tuvo sin embargo un efecto positivo sobre los inversores, que empujó su acción hasta más de un 5%, aunque al cierre de esta edición el valor se encontraba casi plano.

Es evidente que el mercado piensa que GM tiene que afrontar ya una reestructuración si quiere sobrevivir, y que ésta pasa por echar a muchos de sus trabajadores y por girar su producción hacia coches más pequeños y que consuman menos. Con estas medidas, se pretende volver a ganar dinero en 2010, toda vez que en 2008 y 2009 la cosa está complicada.

Los trabajadores que se eliminarían serían todos empleados de oficina, de los que la empresa tiene 76.000 por todo el mundo pero la gran mayoría en EE.UU. GM ha sido muchas veces acusada de inmovilista y burocrática y es precisamente esta impresión la que los dirigentes quieren eliminar ahora.

Otra de las medidas a tomar por la compañía, según el diario norteamericano, sería eliminar alguna de las marcas de la empresa, ya que desde la cúpula de General Motors consideran que Chevrolet, Pontiac, Cadillac u Opel se hacen la competencia entre sí. Por ello apuestan por una unificación, aunque las marcas más emblemáticas del consorcio, como son Cadillac y Chevrolet, nunca serían vendidas ni desaparecerían por suponer un símbolo de la compañía con sede en Detroit y además las que más venden. Las que sí entran en la vista de «transferibles», por su parte, serían Saab, Saturn y Buick. Hummer, la marca de grandes todoterrenos con mode los del ejército norteamericano, ya está a la venta desde hace pocas fechas. General Motors pasa por uno de los peores momentos de su historia. El pasado miércoles, tras un informe negativo de Merril Lynch sobre la compañía las acciones de ésta cayeron por primera vez por debajo de los 10 dólares desde septiembre de 1954. Sus ventas han caído un 16,3% hasta junio.

Su rival Ford, por ejemplo, ha vendido Land Rover, Jaguar y Aston Martin y ha considerado la escisión de Volvo, mientras que Chrysler ha optado por reducir el número de modelos que ofrece.

0 comentarios: